Es cierto que negociar el precio de las cosas y aprovechar los cupones y los descuentos (siempre que tengan sentido) son buenas estrategias. Pero si quieres ahorrar dinero y mejorar tus finanzas, compra menos. No necesitas tener un doctorado en economía para entender que todos los días nos bombardean con mensajes comerciales que nos incitan a comprar, comprar y comprar. Y lo hacemos. Mucho, demasiado para la mayoría de nosotros. Pero igual sí que necesitas pararte a pensar cuál es el verdadero coste de todo aquello que compras.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11332]