5 buenas practicas para cuidar las finanzas en tu startup

# 1 Administre sus gastos

Usted debe aprender los principios atemporales de la gestión de sus gastos; leer los estados financieros (esto le informará sobre su dinero, ingresos y gastos). Si sus gastos son más altos que su beneficio, entonces su arranque se derrumbará tarde o temprano. Mantener la estabilidad financiera requiere conocer estos cuatro detalles esenciales; Estado de resultados, Estado de flujos de efectivo, Estado del patrimonio neto, y hoja de balance.

5 buenas practicas para cuidar las finanzas en tu startup

# 2 Mantener la estabilidad financiera
Como propietario de un negocio, debe mantener sus cuentas personales y corporativas por separado; debe haber un muro de separación entre los dos para que pueda ahorrar dinero para sí mismo. Además, le protegerá de responsabilidad en casos de deudas legales o corporativas.
Defina su papel en el negocio y pague lo que gana alguien en ese papel.

# 3 Monitorear y medir el rendimiento
Como empresario, usted necesita mantener un historial de cómo se gasta su dinero. Su departamento de contabilidad debe tener la capacidad de registrar cada transacción financiera que ocurra en su startup. Esta acción seguramente protegerá sus flujos de efectivo futuros, gastos e ingresos. Los ratios financieros comunes también le ayudarán a saber si su negocio está desempeñando un rendimiento inferior o un rendimiento óptimo.

5 buenas practicas para cuidar las finanzas en tu startup

# 4 Utilizar un sistema de contabilidad en la nube
Tome la ventaja enorme del software de contabilidad en la nube; ayudará a su negocio a trabajar más rápido y más inteligentemente. Cuando trabaje en la nube, mejorará su colaboración entre los miembros del equipo, ahorrará mucho tiempo y dinero y tendrá una visión general de sus transacciones financieras.

# 5 Entender y planificar el pago de impuestos
No puede administrar eficazmente su negocio si no puede entender y planificar su pago de impuestos. Cada organización debe estar haciendo la planificación fiscal – el objetivo es ahorrar dinero y reducir las obligaciones fiscales de los negocios. La planificación fiscal tiene una mirada comprensiva a los gastos, las compras y los ingresos.