Las acciones de las empresas del grupo indio Adani cayeron con fuerza el miércoles por la mañana después de que la firma de inversión activista Hindenburg Research revelara una posición corta contra el conglomerado, al tiempo que acusaba de fraude a las empresas propiedad de la tercera persona más rica del mundo, Gautam Adani.

En un informe en el que revelaba su posición corta, Hindenburg alegaba que las empresas del Grupo Adani –propiedad del hombre más rico de Asia– habían «participado en un descarado plan de manipulación de acciones y fraude contable a lo largo de décadas».

Las acciones de Adani Enterprises, la empresa insignia del Grupo Adani, cayeron más de un 3%, hasta 3.333 rupias (40,77 dólares), el miércoles por la tarde, mientras que Adani Ports se desplomó más de un 6,5%, hasta 711 rupias.

Otras empresas del Grupo Adani que cotizan en bolsa también sufrieron pérdidas: las acciones de la compañía alimentaria Adani Wilmar cayeron casi un 5%, las de Adani Power un 4,7%, las de Adani Transmission un 5,19%, las de Adani Total Gas un 4,77% y las de Adani Green Energy un 3,55%.

Las acciones de la cadena de noticias india New Delhi Television (NDTV) –adquirida recientemente por Adani en una OPA hostil– también bajaron un 5%, mientras que las cementeras Ambuja y ACC, también adquiridas recientemente por Adani, cayeron un 8% y un 6,6%, respectivamente.

Hindenburg dice que ha tomado sus posiciones cortas «a través de bonos cotizados en Estados Unidos e instrumentos derivados no cotizados en India».

El momento de la revelación es probablemente un duro golpe para el conglomerado, ya que su empresa insignia, Adani Enterprises, está preparada para llevar a cabo una oferta pública de venta de 200.000 millones de rupias (2.450 millones de dólares) el viernes.

Rechazo del informe de Hindenburg

En un comunicado compartido con Forbes, el director financiero de Adani Group, Jugeshinder Singh, rechazó el informe de Hindenburg, afirmando que es «una combinación maliciosa de desinformación selectiva y acusaciones rancias, infundadas y desacreditadas que han sido probadas y rechazadas por los tribunales más altos de la India».

la declaración añade que la empresa nunca fue contactada por Hindenburg y critica el momento de la publicación del informe, afirmando que «traiciona claramente una intención descarada y de mala fe de socavar la reputación del Grupo Adani con el objetivo principal de dañar la próxima Oferta Pública de Adquisición de Adani Enterprises«.

6.400 millones menos de patrimonio

La liquidación del miércoles, tras la revelación de Hindenburg, ha provocado una caída en la fortuna de Gautam Adani del 5%, hasta 6.400 millones de dólares.

Según nuestras estimaciones, el patrimonio neto de Adani asciende ahora a 120.000 millones de dólares, lo que le convierte en la tercera persona más rica del mundo. Si la caída de las acciones continúa, Adani podría ceder el tercer puesto a Jeff Bezos, cuyo patrimonio neto estimamos en 119.500 millones de dólares.

Multiples acusaciones

En su informe, Hindenburg formula múltiples acusaciones graves contra la familia Adani y su grupo de empresas, incluido el supuesto uso de entidades ficticias extraterritoriales y la manipulación de acciones.

Hindenburg afirma haber identificado 38 empresas ficticias con sede en Mauricio «controladas por» Vinod Adani, hermano mayor de Gautam Adani, junto con otras empresas similares con sede en Chipre, los EAU, Singapur y varias islas del Caribe.

El informe alega que las empresas fantasma se utilizan para «manipular acciones» y «blanquear dinero», utilizando compañías privadas del Grupo Adani, en los libros de las sociedades que cotizan en bolsa «con el fin de mantener la apariencia de salud financiera y solvencia».

Asimismo, el informe critica a «inversores, periodistas, ciudadanos e incluso políticos», afirmando que no se han pronunciado sobre el «gran y flagrante fraude [que está teniendo lugar] a plena luz del día» por miedo a represalias.

Hasta el miércoles por la tarde, el informe Hindenburg había recibido escasa cobertura en los medios de comunicación indios, aparte de los informes sindicados de agencias de noticias económicas como Reuters o Bloomberg.

Desde 2020

La investigación Hindenburg adquirió notoriedad en 2020, cuando uno de sus informes contribuyó a la caída de Trevor Milton, fundador de la empresa de camiones eléctricos Nikola. En su informe, Hindenburg acusaba a Nikola de ser «un intrincado fraude construido sobre docenas de mentiras» y decía que Milton era el responsable de la mayor parte del mismo. El fundador de la empresa dimitió y posteriormente fue declarado culpable de fraude penal y de valores.

Hindenburg también se ha enfrentado a Clover Health y al fabricante de vehículos eléctricos Lordstown Motors. En julio del año pasado, reveló una posición larga en Twitter, apostando por el hecho de que la adquisición de 44.000 millones de dólares de la empresa de medios sociales planeada por Elon Musk se llevaría a cabo a pesar de los esfuerzos del multimillonario por echarse atrás en el acuerdo.