Aún hoy le cuesta creerlo. Quién iba a decirle que la pequeña cadena hotelera que fundó en 2014, desde cero, Alua Hotels & Resorts, formaría hoy parte del portfolio
de uno de los mayores grupos hoteleros del mundo, Hyatt: con 1.200 establecimientos y más de 223.000 habitaciones en 72 países de los seis continentes.

Y cómo iba a imaginar Javier Águila (Badalona, 1975) que él mismo sería nombrado, ocho años después, Presidente de Grupo para Europa, África y Oriente Medio de Hyatt. No, este ejecutivo y emprendedor español dice que nunca habría vaticinado todo lo que sucedería. Y en un puñado de años. En su entorno familiar no había vínculos, ni con el sector hotelero ni con el empresarial. “Soy de una familia trabajadora, de clase media, que emigró a Cataluña para buscar mejores oportunidades”. Allí se fueron a vivir Francisco y Julia, sus padres —él, andaluz, ella valenciana— “para hacerse un porvenir y mejorar las posibilidades de darnos una educación a mi hermano y a mí”.

ÁGUILA APOSTÓ POR LA GESTIÓN SIN ACTIVOS, SIN PROPIEDAD, BAJO EL PARAGUAS DE LA MARCA ALUA

Águila se fue labrando su camino. “La cultura del esfuerzo y del trabajo siempre la he vivido en casa”, afirma orgulloso. Es licenciado en administración y dirección de empresas por ESADE, máster en gestión por la Thunderbird School of Global Management y MBA por la Columbia Business School, donde acudió con becas al mérito académico otorgadas por la Fundación Rafael del Pino y por el ICO.

Inició su trayectoria en las firmas de consultoría McKinsey & Company y Booz Allen en Nueva York, Londres y Madrid. “Trabajé en muchos proyectos, países e industrias diferentes. Nunca en hoteles”. En 2007 se incorpora a la gestora de private equity The Carlyle Group, uno de los mayores fondos de capital riesgo del mundo. “En esta época, dos cosas me abrieron los ojos. Una, trabajando en Carlyle, hice un proyecto en hoteles y vi que esto me gustaba de verdad”. Y dos: una conversación con su hermano Alberto, menor que él, y entonces estudiante de arquitectura. “Él me estaba diseñando la habitación de mi piso en Barcelona, y yo le iba describiendo cómo la quería. De pronto, me miró y me dijo: Tú quieres una habitación de hotel”. Pues sí.

Y él no había caído. Ese boceto no sólo sería el dormitorio de su piso, sino que luego sería una habitación de los hoteles Alua de verdad.

A Londres, con un Power Point

Su incursión en el sector turístico, de lleno, se produjo en 2012 con su nombramiento como COO del grupo Orizonia: la antesala de su emprendimiento en 2014, cuando lanzó, de la nada, la cadena hotelera Alua Hotels & Resorts.

“Descubrí que tenía una voluntad emprendedora fuerte, me hacía feliz el sector turístico y hotelero, y vi una oportunidad. Ningún fondo había invertido en hotelería vacacional en España en serio. Además, había una demanda fuerte europea, necesidad de mejorar los activos y atraer capital”. Águila apostó por la gestión sin activos, sin propiedad, bajo el paraguas de la marca Alua. “Uní el conocimiento turístico que desarrollé con el financiero, preparé una presentación y me fui a Londres a levantar capital”. Presentó su idea a varios fondos internacionales, y uno dijo: sí. Encuentros en Londres, Madrid. Visitas a hoteles… Una de ellas, en Mallorca. Pero el día que aterrizaron los inversores se puso a llover. “Llovió tanto, que no veíamos la carretera, no encontrábamos los hoteles. Al llegar, no nos dejaron entrar… Fue tan mal, que casi lo dejaron”, medio bromea hoy. Aunque así fue. Pero sí, Alchemy Partners invirtió: y Alua acabó siendo una de las inversiones más rentables y exitosas en la historia de este fondo.

Crecimiento imparable

“Al principio, estás un poco solo, a veces, tirando a pulmón del proyecto. Pero el trabajo del equipo que me ha acompañado, ha sido esencial, tanto en la fase inicial, como los que se han incorporado después. Sin equipo, no eres nada”. A partir de ahora, Alua irá incorporando hoteles, no en propiedad, sino en gestión: en diciembre de 2015, Marina Hotels: 5 hoteles; y en 2016, hoteles en Fuerteventura y Tenerife. En 2017, se llega a un acuerdo con los inversores KKR y HIP para gestionar 7 hoteles. Un año después, en 2018, se incorporan 3 hoteles de Hesperia. Recapitulemos: en solo cuatro años, Águila logró atraer a inversores de primer nivel, como KKR o Blackstone, para conformar una cartera de hoteles valorada en más de 350 millones de euros e integrada por 15 establecimientos en Baleares y Canarias bajo la marca Alua.

Ese rápido crecimiento y acceso a inversores institucionales suscitó el interés del gigante estadounidense Apple Leisure Group (ALG), grupo turístico con 40.000 empleados y que gestiona anualmente las vacaciones de 3,2 millones de personas. “ALG necesitaba entrar en Europa para potenciar el crecimiento fuera de su perímetro de confort, que era EEUU y Caribe, y traer un concepto novedoso a Europa: el todo incluido de lujo, un segmento en el que se había posicionado como líder”. Por caprichos del destino, o de la casualidad, el último mes del año solía alcanzarse algún hito. Y volvía a ser otro diciembre en Alua. Es 2018: se llega a un acuerdo con ALG, por el que el grupo compra el 70% de Alua, convirtiéndola en la plataforma para su expansión europea. Águila continúa como accionista minoritario y pasa a ser el Presidente para Europa de ALG.

Un año después, se logra un acuerdo con HIP para gestionar 6 hoteles en España y Grecia. En total, ya son 22. “Fue nuestro primer desembarco internacional, y trayendo (a Europa) las marcas de todo incluido de lujo (Unlimited Luxury)”. Todo iba muy deprisa. “En 2020 hicimos el mayor crecimiento de la historia”. Acuerdos con tres nuevos inversores y con la hotelera ROC. Total: 50 hoteles. Águila es nombrado Presidente de Estrategia Global de ALG.

En julio de 2021, el grupo tenía una cartera en Europa de 50 hoteles y más de 13.000 habitaciones, y presencia en Grecia y España, donde ALG figuraba ya como la cuarta cadena hotelera con más camas en nuestro país.

Ese mismo año, 2021, entra en escena el grupo hotelero estadounidense Hyatt, líder a nivel mundial, y compra ALG por 2.300 millones de euros. Total: 53 hoteles. “Que Alua sea una marca de uno de los líderes mundiales… Ni en mis mejores sueños. Hay mucho trabajo detrás, pero no te pones hitos. Solo trabajas. Con pasión, y con el equipo”. En junio de 2022, Hyatt nombró a Águila Presidente de Grupo para Europa, África y Oriente Medio. En Hyatt, toma el reto de conseguir crecer en escala en los principales países europeos. “Y todo guiado por el propósito de care, que nos rige: cuidar de las personas para que puedan dar lo mejor de sí mismas. Y lograr ser la empresa preferida por colaboradores, propietarios y clientes”.

Reflexiona sobre Alua, sobre las claves del negocio. “Creo que fuimos pioneros en unir el mundo financiero, inversor, y el sector hotelero vacacional; apostar por un modelo exclusivo de gestión sin activos (asset light); y en la alianza con marcas líderes internacionales, como ALG, en el segmento del todo incluido de lujo, y Hyatt, en todos los segmentos”.

¿Qué es un hotel? “Un edificio vivo, con alma, donde se generan experiencias. La vida se la dan las personas que trabajan dentro. El equipo”. Ahora Grecia, luego Francia… No para. Hay muchos proyectos que hacer realidad. Pero lo que más le sigue fascinando es lo mismo que le empujó, hace ocho años, a montar Alua. “Es un sector fantástico. Al final, te dedicas a hacer realidad las ilusiones de la gente. Creas felicidad”.

Sumando hitos

En 2020, Alua Hotels & Resorts alcanzaría el mayor crecimiento de la historia. Si en 2019 Alua contaba con 22 hoteles —en gestión, no en propiedad— ese año se llegaría hasta los cincuenta. Un hito más en su historia.