El propietario de Twitter, Elon Musk, anunció el viernes un nuevo sistema de verificación de cuentas de Twitter (azul, gris y dorado), un proceso que podría afectar a la mano de obra reducida de la empresa, y algo que llega inmediatamente después de un intento fallido de revisar las verificaciones que inundaron la red social con un flujo caótico de cuentas falsas.

Hechos clave

  • El nuevo sistema de verificación codificado por colores de Twitter se lanzaría tentativamente el viernes 2 de diciembre, tuiteó Musk.
  • El multimillonario aseguró que Twitter ahora autenticará manualmente las cuentas para evitar la gran cantidad de cuentas falsas que surgieron cuando la empresa abrió sus credenciales de verificación a los usuarios de pago del servicio de suscripción ‘Twitter Blue’.
  • La marca de verificación azul, que se usa actualmente para todas las cuentas verificadas, será reemplazada por un sistema de marcas azules, doradas y grises, explicó Musk.
  • Se otorgarán ticks dorados a las cuentas de empresas verificadas y ticks grises a las cuentas «gubernamentales».
  • Ahora, las marcas azules se les darán a «todas» las personas verificadas, celebridades o no, dijo Musk, y explicó que el límite de lo que constituye una cuenta notable es «demasiado subjetivo».
  • También se podría agregar un «pequeño logotipo secundario» a la cuenta de un usuario para mostrar que pertenece a una organización, agregó Musk, prometiendo una explicación más larga sobre este nuevo sistema la próxima semana.

Lo que no sabemos

No está claro si los usuarios tendrán que pagar o no para ser verificados. El intento fallido de Musk de renovar el sistema de verificación a principios de este mes abrió el estado ‘verificado’ a cualquiera que esté dispuesto a pagar por el servicio premium de Twitter, el llamado ‘Twitter Blue’. 

Twitter le otorgó una marca de verificación azul a cualquiera que pagara la tarifa mensual de 7.99 dólares y no confirmó la identidad de los titulares de las cuentas, algo que desató un torrente de cuentas verificadas que se hacían pasar por otros. 

El fabricante de medicamentos Eli Lilly, el expresidente Donald Trump, el Papa Francisco, la estrella de la NBA LeBron James, el gigante de los juegos Nintendo y el propio Tesla de Musk se encontraban entre la gran cantidad de famosos y empresas de alto perfil que fueron copiadas y verificadas.

Cita crucial

Musk describió la implementación de la verificación manual como un paso «doloroso, pero necesario» para combatir las numerosas suplantaciones de identidad. Dado el despido masivo y el éxodo de empleados desde que el multimillonario tomó las riendas en octubre, es probable que este proceso agregue aún más tensión entre los empleados de Twitter.

Qué observar

En respuesta a las preguntas en Twitter sobre si las marcas de verificación realmente ayudarán a los usuarios a diferenciar entre cuentas similares, Musk reconoció la posibilidad de que el esquema no salga según lo planeado y prometió actuar en consecuencia. La suplantación o el engaño deliberados darán como resultado la suspensión de la cuenta, dijo, y agregó que los usuarios podrían usar la afiliación organizacional, la biografía y el conteo de seguidores para ayudar a distinguir entre cuentas con el mismo nombre. Musk explicó que Twitter podría mostrar el número de seguidores bajo los nombres de las personas en los tuits y permitir el filtrado según la cantidad de seguidores «si realmente se convierte en un problema».

Valoración FORBES

191,6 mil millones de dólares. Ese es el patrimonio neto estimado de Elon Musk, según las estimaciones de FORBES. La cifra convierte a Musk en la persona más rica del mundo. Compró Twitter por 44 mil millones en octubre y es conocido por liderar y cofundar el fabricante de automóviles eléctricos Tesla, la empresa de cohetes SpaceX y la empresa de túneles Boring Company.