Saudi Aramco, la mayor petrolera del mundo, registró un beneficio neto de 42.430 millones de dólares (42.900 millones de euros) durante el tercer trimestre del año, lo que supone una mejora del 39,4% con respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, según se desprende del informe de resultados trimestrales de la empresa publicado este martes.

El dato del tercer trimestre supone un descenso del 12,3% con respecto al segundo trimestre, cuando la empresa registró un resultado récord de 48.400 millones de dólares (47.158 millones de euros) gracias a la fuerte subida de los precios del crudo por la guerra en Ucrania y la mayor demanda tras la pandemia.

No obstante, el beneficio acumulado en lo que va de año se ha situado en los 130.342 millones de dólares (131.858 millones de euros), un 68% más.

El presidente y consejero delegado de Aramco, Amin H. Nasser, ha destacado que aunque los precios mundiales del crudo se han visto afectados por la continua incertidumbre económica, la demanda de petróleo «seguirá creciendo durante el resto de la década, dada la necesidad mundial de una energía más asequible y fiable».

«En un contexto de escasa inversión mundial en nuestro sector, estamos ampliando nuestra capacidades de producción de petróleo y gas a largo plazo», ha apostillado Nasser, quien ha explicado que los planes de expansión de ‘downstream’ de la compañía siguen avanzando con el objetivo de satisfacer la demanda mundial de productos petroquímicos, que será «fundamental» para la transición energética.

El resultado neto de explotación (Ebit) de la petrolera entre julio y septiembre se ubicó en los 80.482 millones de dólares (81.446 millones de euros), un 40,5% más; mientras que en los nueve primeros meses alcanzó los 242.565 millones (245.442 millones de euros), un 65,3% más.

Por su parte, el flujo libre de caja cerró el tercer trimestre con 44.965 millones de dólares (45.563 millones de euros), un 56% más. Asimismo, la compañía ha abonado 18.754 millones de dólares (18.989 millones de euros) en concepto de dividendos correspondientes al segundo trimestre.