Kanye West, también conocido como Ye, realizó este miércoles una visita no programada y no autorizada a la sede del minorista de calzado Skechers en Los Ángeles y fue escoltado fuera de las instalaciones, informó la compañía en un comunicado, el día después de que su marca Yeezy fuera abandonada por Adidas.

En un sorprendente comunicado emitido por la compañía, Skechers dijo que West «llegó sin previo aviso y sin invitación a una de las oficinas corporativas de Skechers».

El rapero, que «estaba participando en un rodaje no autorizado», y su grupo fueron escoltados fuera de la propiedad después de una «breve conversación».

Skechers «no está considerando ni tiene intención de trabajar con West». Además, la marca dijo que condena «sus recientes comentarios divisivos» y que «no tolera el antisemitismo ni ninguna otra forma de discurso de odio».

TMZ informó de la visita de West a Skechers a primera hora del miércoles.

La familia Greenberg fundó Skechers

FORBES valoró a la familia Greenberg, que fundó y posee aproximadamente el 20% de Skechers, que cotiza en bolsa, como la familia número 163 más rica de Estados Unidos en 2015, con un patrimonio neto estimado de 1.500 millones de dólares.

Skechers está dirigida por el padre Robert Greenberg y su hijo Michael Greenberg.

En la actualidad, FORBES estima que los Greenberg tienen una fortuna de al menos 1.400 millones de dólares.