Inditex ha alcanzado un acuerdo inicial para la venta de su negocio en la Federación Rusa al grupo Daher, que cuenta con participaciones relevantes en los sectores de la distribución e inmobiliario.

Los términos de esta operación, sujeta a autorización administrativa previa, permitirán preservar una parte sustancial de los puestos de trabajo que mantenía el Grupo Inditex en Rusia, al incluir la transferencia de la mayoría de los locales ocupados hasta ahora por sus tiendas, según ha informado este martes el grupo, que no desvela el importe de la transacción.

Previo acuerdo con los propietarios, estos locales albergarán los futuros puntos de venta de marcas propiedad del grupo comprador, totalmente ajenas a Inditex.

La transacción supondrá el cese de las operaciones de Inditex en la Federación Rusa tras la suspensión de su actividad comercial el pasado 5 de marzo.

En el supuesto de que se dieran en el futuro unas nuevas circunstancias que, a juicio de Inditex, permitieran el retorno de las marcas del Grupo a este mercado, Inditex y el grupo Daher contemplan en su acuerdo la posibilidad de una colaboración entre ambos a través de un contrato de franquicia.

Inditex estima que la provisión registrada en los estados financieros en el primer semestre de 2022 cubre sustancialmente el impacto del cese de actividad del Grupo en la Federación Rusa.

El pasado mes de marzo, días después de que comenzara el conflicto bélico, Inditex decidió cerrar sus 502 tiendas en Rusia, su segundo mercado después de España, con más de 9.000 empleados, y suspender la venta ‘online’ en dicho país como consecuencia de la invasión rusa en Ucrania. De los 502 establecimientos, 86 son Zara.

Rusia constituye alrededor del 8,5% del resultado neto de explotación (Ebit) global del grupo. En concreto, el resultado antes de impuestos de este mercado fue de 86 millones de euros en 2020 (229 millones de euros en 2019), con unas ventas cercanas al 5% del total, lo que supone más de 1.000 millones de euros.

El consejero delegado de Inditex, Óscar García Maceiras, afirmó la semana pasada que la compañía seguía prestando apoyo a sus equipos en Rusia y Ucrania desde que el pasado mes de marzo suspendiera sus operaciones en ambos mercados con el inicio de la guerra. «Seguimos monitorizando la situación y valorando distintas alternativas», señalaba el consejero delegado durante su visita a la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza).

También explicó que el pasado mes de junio la empresa aprovisionó 216 millones de euros para cubrir los gastos estimados hasta el fin de este ejercicio en ambos países. Inditex ha aumentado sus ventas un 24% en otros lugares, tras cerrar el mercado ruso, han señalado fuentes de la compañía.