La compañía japonesa UBE con sede en Castellón cerró su ejercicio fiscal en marzo con una cifra de negocio de 544 millones de euros, lo que supone un 42,7% más que el año precedente.

El ebitda de la empresa química que fabrica productos como fibras de nylon para textil, poliamidas, sulfato amónico y materiales para baterías fue de 60 millones de euros, veinte veces más que en el ejercicio anterior, y el resultado neto se situó en 34 millones, más del doble que el pasado año, según recoge Expansión.

Los responsables de la compañía estiman que su factura energética se ha visto aumentada en unos cien millones de euros, y que en estos momentos están pagando la energía con un coste medio diez veces superior al que tenían en los ejercicios anteriores, debido a que en este periodo incorpora más de un mes de la guerra de Ucrania, además de la subida de los costes energéticos de la última parte de 2021.

Asimismo, el director financiero, Daniel Loyarte, puntualiza que el coste de las materias primas también ha crecido en más de cien millones.

Por su parte, el presidente de UBE Corporation Europe, explica que una parte de estos costes se ha repercutido a los precios finales, pero no todo, por lo que la compañía trabaja en el ajuste del gasto y la eficiencia energética.

Los directivos también han comentado que ven como los costes energéticos en Asia son inferiores a los de Europa, un hecho que puede lastrarles. «De momento, el impacto ha sido moderado por la situación logística, que funciona como barrera de entrada».

Más inversión

La compañía invirtió el año pasado 23 millones de euros, alcanzando los 53 millones en el último trienio, una cifra por debajo de los 57 millones previstos y cuya diferencia UBE atribuye a los retrasos por el parón del Covid-19.

Una de las operaciones más sonadas del último ejercicio fue la adquisición por 5,5 millones de euros del 25% de Repol, lo que convirtió a UBE en propietaria del 100%.

Para el próximo trienio ha previsto inversiones récord por 95 millones, de los que el 25% destinará a proyectos de seguridad y mejora ambiental.

UBE Group eligió Europa como uno de sus mercados clave hace más de cincuenta años, estableciendo su base industrial y su sede europea en España, con el fin de atender y mejorar nuestro servicio a las industrias de la región atlántica.