Los acercamientos iniciales se produjeron a finales de 2020, cuando ambas anunciaron sus primeras colaboraciones en materia de seguridad y nube híbrida, pero no ha sido hasta mayo de este año cuando IBM y Amazon Web Services han firmado una alianza histórica, un idilio con visos de durar e ir aún más allá que beneficiará a muchas empresas en sus procesos de digitalización. Este acuerdo de colaboración estratégica permitirá acceder desde el marketplace de Amazon a una amplia gama de soluciones Software-as-a-Service (SaaS) diseñadas por IBM de forma rápida y fácil. De esta manera, las empresas dispondrán a golpe de clic del software más avanzado del mercado en materia de automatización, datos e inteligencia artificial. Pero, ¿en qué consiste realmente esta alianza y hasta dónde puede llegar? Hablamos en exclusiva con los dos responsables de implementar el acuerdo en España: Javier Olaizola, managing partner de IBM Consulting España y Miguel Álava, director general de Amazon Web Services Iberia.

Juntáis fuerzas y lo hacéis para aprovechar el servicio en la nube que da Amazon Web Services y las avanzadas soluciones digitales para empresas que diseña IBM. ¿Por qué es tan importante esta alianza y qué significa para ambos?

Javier Olaizola (IBM): Esta alianza es un cambio en la forma en la que ambos abordamos el mercado, ya que, en lugar de colaborar de forma puntual con algún cliente, lo haremos de una manera mucho más programática y estratégica. Era algo que los clientes nos estaban pidiendo, que nos entendiéramos, que uniéramos fuerzas y tecnologías. Esta alianza nos da mucha más capacidad de hacer proyectos y llevar la transformación digital más lejos.

Miguel Álava (AWS): Ha sido el propio mercado el que nos ha empujado a colaborar de forma estrecha para ofrecer soluciones conjuntas. Desde que decidimos que IBM Consulting se convirtiese en nuestro socio de referencia a nivel de consultoría, la verdad es que hemos avanzado un montón. Actualmente tenemos más de 10.000 certificaciones y trece capacitaciones, y eso nos da ventaja a la hora ayudar de manera más efectiva a que nuestros clientes puedan comenzar el viaje hacia el cloud y beneficiarse del ahorro de costes y la mayor flexibilidad e innovación que supone.

Viendo la magnitud de esta alianza parece cada vez más claro que la adopción del cloud por parte de las empresas ya no es una opción…

M.A: La adopción de cloud es un cambio de paradigma, sobre todo en lo que respecta al pago por uso, y la alianza con IBM nos ayuda a acelerar este proceso. La mayoría de las dificultades que tienen los clientes para adoptar el cloud no son tecnológicos, son de procesos, de organización y de capacitación, y en estos momentos hay una desconexión brutal entre el talento existente y el talento demandado, por lo que muchos clientes se ven con dificultades de aunar negocio y tecnología, que es lo más importante en una buena transición a cloud.

J.O: En IBM hicimos una redefinición muy profunda de nuestra estrategia hace dos o tres años porque nos dimos cuenta de que debíamos enfocarnos totalmente en el desarrollo de la nube híbrida y la inteligencia artificial. En base a eso, hemos reconfigurado toda la empresa. Esto incluía trabajar también con los proveedores de nubes públicas y AWS era la más importante.

Ahora viene lo complicado, ayudar a las empresas a aprovechar al máximo vuestra alianza ¿Cómo tenéis previsto conseguirlo?

J.O: En ese sentido, desde IBM aportamos muchísimos skills técnicos. Sólo en España, en los últimos seis meses, más de 400 personas se han certificado en tecnología de Amazon Web Services, por lo que nosotros disponemos de esa moneda tan escasa, el talento de personas que conocen esos procesos y herramientas. Y es que IBM es precisamente eso, tecnología, transformación, consultoría y ecosistema, lo que nos da la capacidad de ayudar tanto a nuestros clientes como a sus partners gracias a un conocimiento industrial acumulado durante décadas.

M.A: Para nosotros es fundamental lo que están haciendo Javier y su equipo de formar a tanta gente que sea capaz de conocer los procesos de Amazon Web Services. Nosotros tecnológicamente también facilitamos esto a nuestros clientes trayendo las soluciones de IBM a nuestro marketplace, una plataforma que en estos momentos dispone de 2.000 proveedores de soluciones, 12.000 referencias, 325.000 clientes, dos millones de suscripciones… Por otro lado, más del 75% del IBEX trabaja con nosotros, tenemos empresas públicas de referencia como Correos y Renfe, y casi todas las nativas digitales como Cabify o Glovo también utilizan nuestros servicios.

¿Y hay alguna de esas grandes empresas que ya se haya beneficiado de vuestra alianza?

M.A: Para nosotros el ejemplo más claro es el de Galp, que ha hecho su transición tecnológica y hacia las energías renovables utilizando este servicio conjunto que ofrecemos AWS e IBM. Esto les ha permitido innovar más rápido en sus productos y servicios y ser capaces de enfocarse más en el cliente que en gestionar la infraestructura tecnológica. Otro ejemplo es Finnair, a nivel europeo, una aerolínea que ha conseguido cerrar sus data centers en siete meses. Esa es la rapidez y eficacia que permite esta alianza.

J.O: Estamos consiguiendo que compañías que antes tardaban en desplegar sus nuevas líneas de producto tres o cuatro meses, ahora lo hagan en un día. De esto va la digitalización y esta alianza, que es muy oportuna para iniciar esta segunda ola de digitalización que ya no busca cambios progresivos en el mercado sino cambios radicales.

Coincidís en que lo más importante en estos momentos es la rapidez…

M.A: En AWS decimos que la velocidad es una de las claves de cualquier negocio y también una lección. Todo lo que se pueda automatizar ahorra ciclos de talento o capacitación escasa como en el que nos encontramos. Transicionar de forma rápida es vital para cualquier negocio.

J.O: De lo que se trata es de eliminar complejidades, y esta alianza lo que permite es simplificar muchísimo los procesos, enfocar a tus equipos en lo que es de verdad importante y dotarles de herramientas que acompañan al negocio. La tecnología es un habilitador para conseguir los objetivos de negocio y no tener que estar preocupado de nada más. En este caso lo que hacemos es activar todo un ecosistema de partners para que las empresas puedan acceder a la enorme cantidad de soluciones de innovación que ofrecen de forma lo más rápida posible, por eso apostamos tanto por la nube híbrida.

¿Cómo está la empresa española en materia de digitalización? ¿Seguimos un poco verdes?

J.O: Creo que se ha hecho un avance muy grande, en parte gracias a la pandemia. Hemos conseguido en 18 meses lo que habríamos tardado cinco años en conseguir. Por otra parte, falta mucho por hacer. Hoy leía un estudio que dice que en cloud vamos dos años por detrás de otros países, por eso es momento de seguir con esos esfuerzos, porque de momento solo hemos visto una pequeña parte de los beneficios de la digitalización: competitividad, resiliencia, sostenibilidad… Vienen muchas oportunidades que nos va a traer la tecnología. Un ejemplo va a ser la capacidad que van a tener con esta alianza los clientes de AWS de acelerar esa digitalización.

M.A: La pandemia nos ha traído muchos cambios y uno de ellos es que nos ha enseñado que vivimos en un mundo lleno de vulnerabilidades e incertidumbre, y que nos tenemos que acostumbrar a ello. Las empresas que se han beneficiado de ese tipo de soluciones han sido las más ágiles e innovadoras. Ese aprendizaje es el que se va a quedar. Además, Europa ha puesto objetivos a cada estado miembro en cuatro pilares: gobierno, estructura, habilidades y transición digital. Según nuestros estudios, si España cumple esos objetivos, tendrá un impacto económico de 228.000 millones de euros. Hay una gran oportunidad por delante y es por lo que apuesta esta alianza.

Hay algunos optimistas que piensan que es precisamente España la que puede liderar es a nueva ola de digitalización a nivel europeo ¿qué opináis?

J.O: Es que el talento tecnológico español no tiene nada que envidiar a lo que estamos viendo fuera. De hecho, tenemos compañías líderes como BBVA, Santander o Inditex que así lo demuestran. Son empresas admiradas y líderes en innovación digital dentro de sus respectivos segmentos.

M.A: Tenemos una ventaja competitiva en varios frentes. A pesar de que falta capacitación, el talento que existe en España es diferencial. Por otro lado, nos estamos convirtiendo en un hub mundial de infraestructura tecnológica. Prueba de ello es la región que vamos a abrir en los próximos meses en AWS y que va a suponer una inversión de 2.500 millones de euros en los próximos 10 años, con un impacto en el PIB español de 1.800 millones de euros. Y no somos los únicos que hacemos inversiones de este tipo. Además, la transición digital tiene que ser también sostenible, y en eso España tiene una ventaja gracias a sus horas de sol, al viento etc…

Dos de las compañías tecnológicas más grandes de mundo trabajando juntas ¿Hacia dónde va esta relación?

J.O: La relación entre ambas va a estrecharse aún más en el futuro porque la nueva ola de transformación va a ser mucho más compleja en lo que respecta a la gestión de nubes híbridas. Nuestra apuesta es seguir liderando la innovación y ponerla al alcance de nuestros clientes, y para ello va a ser muy importante contar con partners fuertes como AWS.

M.A: Yo creo que además llegaremos a otros acuerdos estratégicos puntuales y centrados en clientes y segmentos. Queremos ser más específicos para encontrar lo que de verdad va a añadir valor local, aprovechando también esos 145.000 millones de euros que recibirá España para digitalización. Queremos que todo esto se convierta en un cóctel de aceleración para la transformación digital que aporte valor a la economía y a la sociedad española.