El mundo del fútbol ha superado la pandemia: las cinco grandes ligas europeas cerraron la temporada 2021-2022 con una facturación de 17.400 millones de euros, lo que supone un 2,3% más que en la temporada previa al covid-19, en la que alcanzó su máximo histórico. Y esa cifra se incrementará esta nueva campaña.

Las primeras divisiones de Inglaterra, España, Alemania, Italia y Francia sumarán una facturación de 18.600 millones, según los datos recogidos por Cinco Días del estudio Annual Review of Football Finance 2022 elaborado por Deloitte.

Uno de los principales motivos del impulso de esta cifra de récord es el imparable crecimiento de la Premier League. Deloitte estima que la liga inglesa obtuvo unos ingresos de 6.500 millones de euros por todos los conceptos –taquilla, derechos audiovisuales y acuerdos comerciales entre los veinte clubes que la forman– durante la temporada pasada, un 11% más que en la 2018-2019, cuando todavía no había estallado la pandemia. Para este nuevo curso, la firma de servicios profesionales prevé una cifra mayor: 7.110 millones, lo que supone casi el doble de lo que LaLiga generará, que, como mínimo se mantendrá en los 3.700 millones en los que cerró la última campaña, su mayor suma hasta la fecha, según los datos recogidos por el periódico.

El torneo español, que ha recuperado la segunda plaza como torneo con más ingresos, estaría impulsado esta nueva campaña por los nuevos acuerdos de patrocinio de Barcelona –con Spotify, incluyendo el nombre del estadio– y de Atlético de Madrid –con la plataforma de trading Whalefin.

Por su parte, la Bundesliga retrocederá a la tercera plaza, con unos ingresos de 3.600 millones de euros.

La la Serie A italiana continuará en un escalón inferior, en el entorno de los 2.400 millones, mientras que la Ligue-1 francesa seguirá lejos del resto, con 1.800 millones. Ambas son las únicas que continuarán por debajo de los niveles que tenían antes del coronarivus.

Efectos de la pandemia: menos ingresos, más inversores

El estudio de Deloitte destaca, sobre todo, los datos de las grandes ligas en la temporada 2020-2021, que se jugó sin público en los estadios. Ese año, los ingresos de los cinco torneos llegaron a 15.600 millones, un 8% menos que antes de la pandemia.

Además, subraya el impacto en la rentabilidad de los clubes. Los que más sufrieron fueron los franceses, que sumaron entre todos unas pérdidas operativas de 622 millones, además de los 575 millones perdidos en la anterior. En total, 1.200 millones de pérdidas operativas en las dos temporadas marcadas por el Covid-19.

En España, estas pérdidas fueron de 77 millones en la 2020-2021, aunque muy marcados por los números rojos de 208 millones del FC Barcelona. Los equipos de la Premier League acumularon esa temporada un beneficio operativo de 541 millones, mientras que la alemana los clubes tuvieron una ganancia operativa de 62 millones.

El informe subraya también el impulso de la inversión en clubes de fútbol. Durante 2021, hubo un total de quince operaciones en las cinco grandes ligas. De todas ellas, once fueron compras de participaciones minoritarias en los equipos, mientras que cuatro operaciones supusieron el control total de un club.

Deloitte prevé que el sector continuará creciendo los próximos años, al calor de los mayores ingresos que llegarán de la UEFA por el nuevo ciclo de derechos audiovisuales.