Stellantis se anotó un beneficio neto de operaciones continuadas por importe de 7.960 millones de euros en el primer semestre de 2022, un 37% de subida respecto a las ganancias de un año antes, según las cuentas semestrales de la empresa presentadas este jueves.

El consejero delegado del grupo surgido de la fusión entre PSA y FCA, Carlos Tavares, afirmó que en lo que va de año, en un entorno de mercado exigente, el plan estratégico ‘Dare Forward’ experimentó un «extraordinario rendimiento», al tiempo que indicó que la compañía continuó ejecutando su estrategia de electrificación.

«Junto con la resiliencia de nuestros empleados, una agilidad y mentalidad emprendedoras y nuestros socios, estamos transformando Stellantis en una compañía tecnológica de movilidad sostenible que es apta para el futuro», explicó Tavares.

La cifra de negocio del consorcio automovilístico se situó en 87.899 millones de euros en los seis primeros meses de 2022, lo que se traduce en una subida del 17% pro forma y del 21% en la comparativa con los datos del año previo.

Por regiones, el grupo facturó 42.443 millones de euros en Norteamérica hasta junio, un 30% más, mientras que en Europa sus ingresos fueron de 31.319 millones de euros, un 2,2% de retroceso. Además, la empresa ingresó 3.039 millones en Oriente Medio y África, un 19,7% más, y 7.233 millones en Sudamérica, un 46% más.

Asimismo, la cifra de negocio de Stellantis en China, India y Asia-Pacífico alcanzó un volumen de 2.152 millones de euros al cierre del primer semestre, lo que supone un aumento del 14,2% en la comparativa interanual.

Stellantis contabilizó un beneficio operativo ajustado por importe de 12.374 millones de euros en la primera mitad del año actual, un 44% de incremento si se compara con los 8.622 millones de euros de resultado pro forma contabilizado un año antes y del 46,6% respecto al beneficio operativo de 2021

Al cierre del primer semestre del ejercicio actual, el grupo registró un margen operativo ajustado del 14,1%, lo que supone una subida de 2,5 puntos porcentuales en comparación con el margen anotado en 2021.

Por su parte, Maserati alcanzó un volumen de negocio semestral de 941 millones de euros, un 6,3% de incremento respecto al mismo período de 2021, mientras que sus matriculaciones mundiales se situaron en 10.200 unidades hasta junio, un 5,5% menos.

La empresa confirmó su previsión de resultados para el conjunto de 2022, de forma que estima lograr un margen operativo ajustado de «doble dígito», así como unos flujos de caja libres de su división industrial «positivos».