Foto camión Coca-Cola

The Coca-Cola Company registró en el segundo trimestre del año un beneficio neto atribuido de 1.905 millones de dólares (1.880 millones de euros), lo que equivale a un descenso del 28% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Los ingresos de la multinacional de refrescos crecieron un 12%, hasta 11.325 millones de dólares (11.175 millones de euros). Por áreas geográficas, Norteamérica se mantuvo como el mayor mercado, con una cifra de negocio de 4.030 millones (3.976 millones de euros), un 19% más, mientras que en Latinoamérica facturó un 7% más, hasta 1.140 millones (1.125 millones de euros).

De su lado, la cifra de negocio en Europa, Oriente Próximo y África fue de 2.184 millones (2.155 millones de euros), un 8% más, al tiempo que Asia-Pacífico avanzó un 4%, hasta 1.566 millones (1.545 millones de euros). La rama de embotellamiento avanzó un 20%, hasta 2.079 millones de dólares (2.051 millones de euros), mientras que el segmento de inversiones globales (donde agrupa sus participaciones en Costa, Monster o Innocent) se contrajo un 2%, hasta 695 millones (686 millones de euros).

El coste de los productos vendidos avanzó un 28% en el trimestre, hasta 4.830 millones (4.766 millones de euros), mientras que los gastos de venta, generales y administrativos se elevaron un 6%, hasta 3.203 millones de dólares (3.161 millones de euros).

El beneficio neto atribuido de Coca-Cola en el conjunto de los seis primeros meses del año fue de 4.693 millones (4.631 millones de euros), un 4% menos. La facturación en el periodo se situó en 21.816 millones (21.256 millones de euros), un 14% más.