LLYC logró en el primer semestre del año unos ingresos totales de 43,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 70% respecto al mismo período del año 2021, según el avance de resultados pendiente del informe final de auditoría. Por su parte, los ingresos operacionales -los totales menos la refacturación de servicios a clientes- llegaron a los 35,6 millones de euros, un 53% más. Mientras, el resultado bruto de explotación (Ebitda) recurrente mejoró un 25%, hasta los 8,1 millones de euros.

La firma ha señalado que la evolución del negocio ha sido «muy positiva», destacando el cumplimiento de los objetivos marcados en su plan estratégico y con unas cifras «muy por encima» de los resultados de antes de la pandemia.

En palabras del socio fundador y presidente de LLYC, José Antonio Llorente, este fuerte crecimiento destaca aún más en el contexto de incertidumbre en el que se encuentra la economía en la actualidad. «Esperamos mantener la buena tendencia en el segundo semestre», ha añadido.

Por unidades de negocio, las cifras del primer semestre revelan un balance equilibrado entre las tres principales. Así, el 35% de los ingresos y el 34% del Ebitda proceden de Europa, el 33% y 34%, respectivamente, proceden de su negocio en América y, finalmente, un 32% y 22%, respectivamente, llegó del área ‘Deep Digital Business’, que integra todas las líneas de servicio y soluciones de inteligencia artificial y transformación digital de la firma. El objetivo es que esta área represente la mitad de la facturación de la consultora en 2025.

El crecimiento de los resultados del primer semestre está en línea con los objetivos para 2022, aprobados por el consejo de administración de LLYC, que preveía un incremento del 35% de los ingresos hasta los 84,7 millones de euros.