Centro de distribución da soporte a la planta de Snacks de PepsiCo ubicado en Villafría. (Foto: PepsiCo)

PepsiCo cerró su segundo trimestre fiscal, finalizado a mediados de junio, con un beneficio neto atribuido de 1.429 millones de dólares (1.415 millones de euros), lo que supone un 39,4% menos en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior.

Los resultados de la multinacional de snacks y refrescos en el segundo trimestre del año incluyen un impacto adverso de 1.406 millones de dólares (1.392 millones de euros) relacionado con el deterioro del valor de activos y amortizaciones de la compañía en Rusia, según las cuentas publicadas por la compañía recogidas por Europa Press.

Los ingresos netos en el trimestre ascendieron a 20.225 millones de dólares (20.028 millones de euros), un 5,2% más en valores absolutos y un 13% más en datos orgánicos, que excluyen el impacto del tipo de cambio y de las variaciones del perímetro contable de la empresa.

Las ventas de la compañía a través de Frito Lay North America sumaron 5.181 millones de dólares (5.130 millones de euros), un 13,8% más, mientras que las de PepsiCo Beverages North America alcanzaron los 6.120 millones de dólares (6.060 millones de euros), un 0,6% menos.

En el trimestre, PepsiCo facturó 2.415 millones de dólares en Latinoamérica (2.391 millones de euros), un 22,8% más, al tiempo que en Europa facturó 3.023 millones de dólares (2.994 millones de euros), un 8% menos. En Asia-Pacífico, Australia y Nueva Zelanda, la cifra de negocio de PepsiCo avanzó un 3,3%, hasta 1.115 millones de dólares (1.104 millones de euros).

«Estamos satisfechos con nuestros resultados del segundo trimestre, ya que nuestro impulso comercial continuó a pesar de la actual volatilidad macroeconómica y geopolítica y los niveles más altos de inflación en nuestros mercados», dijo el presidente y consejero delegado de PepsiCo, el español Ramón Laguarta.

De este modo, en el primer semestre del ejercicio el beneficio neto atribuido de PepsiCo creció un 39,7%, hasta 5.690 millones de dólares (5.635 millones de euros). De su lado, las ventas de la compañía aumentaron un 7%, hasta 36.425 millones de dólares (36.071 millones de euros).

«Dado nuestro desempeño hasta la fecha, ahora esperamos que nuestros ingresos orgánicos de todo el año aumenten un 10% (anteriormente un 8%) y seguimos esperando que las ganancias por acción en moneda constante aumenten un 8%», añadió Laguarta.