Veolia lleva su actividad y capacidad de impacto a un nuevo nivel a través de la integración, recientemente finalizada, de empresas previamente parte del grupo Suez. Con la combinación de las fortalezas y competencias de ambas empresas, la “nueva Veolia» está comprometida con la innovación, el conocimiento y la experiencia, para ampliar las soluciones de transformación ecológica existentes a la vez que se sigue trabajando en el desarrollo de nuevas soluciones.

En España, la incorporación de las actividades de Suez –incluyendo el grupo Agbar, con una trayectoria histórica de más de 150 años en la gestión del agua– ampliará de manera significativa la presencia de Veolia en el mercado municipal para abordar los retos del mañana, desde la descarbonización hasta la actuación en un contexto de escasez de recursos, incrementando la resiliencia ante el cambio climático. Gracias a su portfolio de soluciones, Veolia podrá dar soporte ante los principales desafíos ambientales del país, tanto en las ciudades como en la industria y la agricultura.

Esta evolución accionarial se da en un marco en el que es necesario impulsar soluciones para dar respuesta a las consecuencias del cambio climático en la calidad de vida de las personas, siendo España uno de los países de la Unión Europea más afectados. Estos desafíos ponen en riesgo nuestro desarrollo socioeconómico y urge avanzar en proyectos que nos doten de una mayor resiliencia ante episodios de escasez hídrica como la amenaza de sequía a la que ahora mismo nos enfrentamos. En agua, Veolia hace frente a los numerosos retos relacionados con la gestión de los recursos, su producción y suministro tanto para ciudades como para procesos industriales y la agricultura, la recogida, el tratamiento y la reutilización de aguas residuales y el diseño y la construcción de la infraestructura avanzada necesaria. Por otro lado, su experiencia en gestión de residuos abarca desde la recogida selectiva y clasificación de materiales reciclables, hasta la operación de vertederos, pasando por la valorización de biogás o la gestión de residuos peligrosos y hospitalarios. En energía, el grupo seguirá avanzando en servicios de eficiencia energética para la industria y los edificios y, en general, en la reducción de las emisiones de carbono.

Así pues, el objetivo de Veolia es actuar como un agente impulsor de las soluciones de transformación ecológica, así como un socio estratégico para clientes públicos y privados para las mejores soluciones de gestión de agua, energía y residuos. En el contexto actual de incertidumbre, y ante la recuperación económica, los equipos de Veolia están plenamente comprometidos con la misión de brindar soluciones ambientales y energéticas para satisfacer las necesidades vitales de las poblaciones de manera responsable y seguir construyendo un futuro sostenible.

Veolia en España pasa a contar con más de 15.000 colaboradores que gestionan el agua, los residuos y la energía. En este sentido, además, Veolia cuenta con dos filiales especializadas en energías renovables: Veolia Biomasa España y Veolia Solar. De esta manera, el grupo contribuirá a aportar soluciones y ayudará a perfilar el relanzamiento y modernización de la economía hacia la sostenibilidad medioambiental.

La determinación y el compromiso de atender mejor las necesidades de los clientes mediante la innovación y la aceleración del desarrollo de soluciones permitirán maximizar el impacto para preservar los recursos, reducir la huella ambiental, tratar la contaminación, aumentar la resiliencia de los territorios y las actividades económicas, así como mejorar la salud ambiental.