En 1772, un joven comerciante inglés – Thomas Osborne Mann – llegó a tierras gaditanas para comercializar los vinos de la zona. Es en ese momento cuando nace Osborne como sociedad vinatera hasta consolidarse como el gran grupo empresarial que es hoy. 250 años más tarde y en manos de la sexta generación de Osborne, es una de las 100 empresas familiares en activo más antiguas del mundo. 

Con motivo de esta larga trayectoria, la Compañía organizó un acto conmemorativo en el Puerto de Santa María, presidido por su Majestad el Rey Felipe VI, como muestra de su apoyo al sector gastronómico. La visita consistió en un recorrido por las instalaciones de la Bodega de Osborne El Tiro y la Bodega de Mora, donde firmó una de las botas centenarias. Ignacio Osborne, presidente de la Compañía, y Fernando Terry, consejero delegado, acompañaron a su Majestad y presentaron los hitos a lo largo de 250 años de historia

Durante la celebración del evento, Osborne mostró su posicionamiento como empresa gastronómica con la participación de las marcas del grupo: Ibéricos de Cinco Jotas y Sánchez Romero Carvajal, Caviar Riofrío, Brandy Carlos I, Ginebra Nordés, Vinos de Bodegas Montecillo y vinos de Jerez en Rama, Vermut Domingo, Nordesiño, champán Piper-Heidsieck, Fino Quinta, Ron Flor de Caña, Ginebra Gold, Disaronno, Tía María, Cavali Vodka y Santo Grau. Además, algunos de los alumnos de la escuela gastro de Osborne, creada por la Fundación Osborne, también participaron en el evento.

El encuentro también contó con representantes del Gobierno como el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas; el Vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín; la Presidenta de la Diputación Provincial de Cádiz, Irene García Macías; el Alcalde de El Puerto de Santa María, Germán Beardo; y el Delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández. 

Tras la visita de su Majestad, tuvo lugar la entrega de los premios gastronómicos Next on Top, que reconocen a los futuros referentes que están despuntando en el mundo de la gastronomía. El chef Ángel León, embajador del 250 Aniversario de Osborne, presidió este acto dividido en varias categorías.

El premio chef revelación recayó en Vicky Sevilla, del Restaurante Arrels; en el caso del mixólogo revelación, Borja Insa, de Moonlight Experimental Bar, obtuvo el galardón; la categoría de proyección internacional recayó en el chef José Pizarro; y, por último, el premio Institución Culinaria se otorgó a Basque Culinary center. 

Una jornada histórica que contó con el brindis de uno de los vinos de Osborne considerados joya: El Sibarita Oloroso V.O.R.S DO Jerez