Tomy Lorsch y Rafael Tamames, fundadores de Findasense. (Foto: Findasense)

IESE Business School ha seleccionado a Findasense, consultora independiente de experiencia de consumidor y marca, como caso de estudio destacando en su modelo de negocio dentro de su sector.

El caso de Findasense muestra una trayectoria de crecimiento desde su fundación en 2007 hasta la firma internacional que es hoy, basada en un modelo de negocio novedoso y de impacto en el sector del marketing, según la profesora y directora del Entrepreneurship and Innovation Center del IESE, Julia Prats.

El método del caso es una de las metodologías de aprendizaje práctico que se utiliza en los programas de la reconocida escuela de negocios. En el IESE son los alumnos quienes aportan principalmente sus ideas en clases orientadas a la acción. Los casos de estudio de la escuela plantean problemas reales de empresas seleccionadas pertenecientes a diferentes sectores de negocio.

Emprender y, más tarde, internacionalizar

Findasense fue creada en 2007 en Madrid por Rafael Tamames y Tomy Lorsch, quienes unieron su visión y sus ganas de cambiar la forma en que se relacionaban las empresas con sus clientes, a través de la creación de experiencias.

Ambos iniciaron su camino invirtiendo el mínimo exigible para crear una compañía, cada ingreso obtenido por un nuevo cliente lo reinvertían en el crecimiento de la compañía. “Eso es lo que nos ha permitido crecer. No hemos necesitado la ayuda de ningún inversor externo”, destaca Tamames.

Según la profesora del IESE, Julia Prats, “el modelo de negocio de Findasense fue escogido como caso de estudio por presentar un modelo de negocio original, y una historia de crecimiento que presenta muchos de los dilemas que una firma de servicios profesionales confronta”.

Quince años después, la consultora tiene una facturación de más de 18 millones de dólares, “seguimos el mismo camino de inversiones selectivas y tratando de reinvertir todo en el crecimiento del negocio”, subraya Tamames.

Con más de 300 empleados distribuidos en once oficinas en 24 mercados, “hemos ido creciendo en número de personas y de oficinas». ¿Cómo lo han conseguido? Tal y como explica Lorsch, a través de una metodología de autogestión como Holacracia o NER. «Estas metodologías nos han permitido que el espíritu emprendedor que tiene Findasense quede diversificado por las personas. Eso y también la importancia en los procesos de selección”, explica el cofundador.

Solución omnicanal

Findasense ha sido escogida como caso de estudio del IESE por su modelo de negocio original y de crecimiento, pero también por ser una consultora pionera en el desarrollo de modelos CX omnicanal. “Creamos una solución omnicanal cuando nadie había conectado diferentes canales en una misma estrategia de comunicación”, matiza José Ramón López Grañeda, Global Company Lead.

Así es como, la consultora ha creado el CIC (Customer Interaction Center) para Coca-cola y el BCC (Bimbo Connection Center), dos modelos Best in Class de Customer & Brand Experience donde se gestiona la estrategia de comunicación digital, se monitoriza la reputación de marca y se desarrolla el servicio de atención al cliente.