Fue allá por los años 70 cuando Antoine Riboud, por entonces presidente de Danone, dio un inspirador discurso en Marsella en el que anunciaba que el papel de las compañías no podía limitarse a lo puramente económico. Fue pionero en un momento en el que el concepto de Responsabilidad Social Corporativa todavía no se escuchaba habitualmente en las conversaciones de los consejos de administración. Cinco décadas después, la compañía sigue marcando el ritmo, habiendo obtenido más de 90 puntos en su tercera recertificación B Corp.

Se han convertido en la B Corp de alimentación de mayor tamaño y puntuación en España. ¿Cómo?

Nos unimos al movimiento B Corp en 2016, convirtiéndonos en la primera empresa de gran consumo en serlo. Es un sello que otorga B Lab a aquellas firmas que cumplen con los más altos estándares de desempeño social y ambiental, transparencia pública y responsabilidad empresarial. Sólo el 2% de las entidades lo consiguen. Esto nos impulsa a integrar cada vez más en nuestros objetivos a los agentes y partners con los que colaboramos, incluidas otras B Corps, a seguir llevando a cabo diferentes actuaciones en favor de la inclusión y la diversidad, y a realizar ciertos proyectos como el de medición de huella de CO2 o el de soporte al relevo generacional que mantenemos con los ganaderos con los que trabajamos.

Pero ¿cómo es hoy en día trabajar en Danone?

Llevo 15 años siendo Danoner y he podido vivir en primera persona la evolución de la compañía. Siempre nos hemos caracterizado por ser un sitio que ha tratado de reflejar las realidades sociales y acompañar a las familias en todas las etapas de la vida. Trabajar en Danone es apostar por equipos diversos, talento, igualdad, meritocracia, innovación, trabajo por objetivos y crecimiento profesional y personal. Pero también es participar en proyectos colaborativos con actores e instituciones de diferentes sectores para avanzar hacia un modelo de alimentación saludable, sostenible e inclusivo que ayude a cambiar los hábitos de consumo y promueva la salud de las personas y del planeta.

¿Y en cuanto a las políticas salariales y de seguridad financiera?

Aportar seguridad a las personas es vital para que puedan focalizarse en su trabajo, por ello tenemos unos seguros de vida, un complemento salarial para que en caso de baja o accidente reciban el 100% del salario o la mejora de permisos retribuidos.

Además de eso, nos aseguramos que nuestros salarios estén por encima de la media del mercado para que sean competitivos, y publicamos las bandas salariales de cada nivel para dar transparencia. Todos los Danoners tienen una parte de su salario variable vinculado a objetivos, disponen de una acción de la compañía y tienen acceso a la compra preferente de títulos de Danone a precio reducido para que una parte de nuestra compañía esté en manos de nuestros propios empleados.

“Ser Danoner, además del proyecto profesional que represente para cada uno, es ser parte de un movimiento para generar cambios positivos en la sociedad”

¿Y en materia de igualdad y diversidad? ¿Qué tipo de medidas habéis llevado a cabo?

En Danone no existe brecha salarial de género y contamos con más de un 50% de mujeres en todos los niveles de nuestra organización. Además, contamos con medidas encaminadas a proteger a los empleados que deciden ser madres o padres y el 100% de las madres vuelven a trabajar. Esto nos ha permitido ser reconocidos por tres años consecutivos en el Gender Equality Index de Bloomberg. También nos hemos adherido al movimiento de la ONU HeForShe y hemos sido reconocidos con el premio InnovAcción. Somos la primera compañía en España en obtener el sello YO NO RENUNCIO otorgado por la asociación con el mismo nombre que ha impulsado el Club de Malas- madres, fomentamos la diversidad intergeneracional con programas como el Reverse Mentoring y somos miembros de la de Red Empresarial por la Diversidad e Inclusión LGTBI (REDI). El pasado año quisimos ir un paso más allá creando nuestro programa #NutriendoLaDiversidad.

¿Qué efecto tienen este tipo de políticas para atraer y retener talento?

Ser Danoner, además del proyecto profesional que represente para cada uno, es ser parte de un movimiento para generar cambios positivos en la sociedad. Este es un activo muy relevante para conectar con el talento, especialmente con las nuevas generaciones, que cada vez son más críticas con la misión y propósito de las compañías. Queremos ser reconocidos como escuela de negocios y liderazgo para las nuevas generaciones, y eso implica exigirse unos estándares muy altos en materia de gestión del talento, cultura y liderazgo.

Resumiéndolo en pocas palabras, ¿por qué crees que Danone es una buena empresa para trabajar?

Danone es una compañía con un propósito muy claro de revertir parte de lo que gana a la sociedad en la que opera. Tiene la fuerza de una multinacional, pero mantiene el margen de maniobra de una empresa que opera localmente. Nuestros valores de Humanismo, Apertura, Proximidad y Entusiasmo y nuestra cultura centrada en las personas permiten que todos los talentos puedan encontrar un espacio para contribuir a la misión y propósito de la compañía.