La multinacional tecnológica, que lleva 96 años introduciendo las tecnologías más punteras en nuestro país, pone ahora todos sus esfuerzos en desarrollar un potente ecosistema cloud en España. Para conseguirlo, abrirá tres centros de datos en Madrid capaces de dar servicio a nuestro tejido empresarial. De esta y de las demás estrategias de la compañía hablamos con su presidente, Horacio Morell.

Vivimos un buen momento para las empresas tecnológicas. Teletrabajo, digitalización acelerada de negocios, nuevas inversiones públicas… ¿Cómo lo afrontáis en IBM?

Yo soy un optimista convencido, por eso considero que cada reto es una oportunidad. Hemos visto que durante la pandemia se ha puesto de relieve la capacidad de la tecnología para resolver problemas. Sin embargo, el mundo se enfrenta actualmente a nuevos y múltiples desafíos de primer orden: el cambio climático, la sostenibilidad, el incremento de los costes de la energía, problemas en la cadena de suministro, inflación, tensiones geopolíticas… Todos estos factores, y muchos otros, están condicionando nuestra realidad y la de nuestras empresas e industrias. Es por eso, y creo que todos estaremos de acuerdo, que la tecnología es la principal, quizás la única, herramienta que tenemos para abordar esos retos con éxito y salir reforzados.

¿Cómo lo afrontamos en IBM? Pues convirtiéndonos en el catalizador del progreso que demandan las empresas y ofreciendo las mejores soluciones tecnológicas y de consultoría para empresas de todo el mundo. Estas soluciones provienen de una cartera líder en la industria de soluciones de software, servicios de consultoría y sistemas innovadores, con el apoyo de una de las principales organizaciones de investigación a nivel mundial.

Además, personalmente, creo firmemente en la capacidad de España para liderar ese cambio en Europa, y más aún con los fondos europeos que están llegando.

¿Cómo veis vosotros la llegada de estos fondos? ¿De qué manera creéis que se tienen que gestionar?

Creo que este tipo de inversiones nos posiciona y nos ayuda, pero hay que ser cuidadosos para dirigirlos a los sectores y tecnologías en las que podamos ser líderes. También puede ser una oportunidad para transformar la cadena de suministro y generar valor y riqueza. Creo que la fórmula: talento español, innovación y tecnología es una fórmula ganadora.

En vuestro caso, la apuesta es clara. En 2023 pondréis en marcha tres centros de datos en la Comunidad de Madrid

La apuesta de IBM por España es estratégica. Concretamente la Región de Madrid, tiene la oportunidad de convertirse en el Hub Digital del sur de Europa gracias a su posición geográfica, la alta demanda de servicios Cloud, y su capacidad para generar y atraer talento.

La creación de estos tres centros en Madrid, Alcobendas y Las Rozas permitirá garantizar que, si hay un problema en uno de ellos, los otros dos podrán continuar funcionando y mantener niveles de calidad y disponibilidad del 99,99%. Además, estos centros estarán conectados a su vez con el resto de centros en Europa situados en Frankfurt y París. Esta fiabilidad permitirá atraer aplicaciones críticas y acelerar la transición a nuestro servicio de cloud híbrida de muchas empresas.

Este nuevo MZR proporcionará acceso a nuestro ecosistema de socios tecnológicos que pondrán a disposición de nuestros clientes un amplio catálogo de servicios diferenciadores para implementar su arquitectura y aplicaciones en entornos de nube híbrida.

Finalmente, me gustaría destacar una de las características diferenciadoras de este MZR y es que tiene la capacidad de ejecutar IBM Cloud For Financial Services: la única cloud vertical especialmente diseñada para el sector financiero que facilita y agiliza la comprobación del cumplimiento de la normativa regulatoria. La hemos adoptado en Estados Unidos, con Bank of América, y en Europa, con BNP y CaixaBank – el primer banco español.

¿En qué consiste esa nube híbrida de IBM?

Es una tecnología que, junto con la Inteligencia Artificial, va a ser clave en la recuperación y en cualquier proceso de transformación digital. Viene con muchas ventajas de todo tipo relacionadas con la agilidad de los negocios, el acceso a la innovación, la gestión de picos de trabajo… El actual entorno económico ha obligado a las empresas a repensar sus estrategias y procesos de negocio y dar prioridad a su transformación digital y su adopción de un nuevo modelo tecnológico en el que la nube jugará un papel fundamental.

La nube híbrida trata de proporcionar una plataforma que pueda combinar varias nubes públicas, privadas y on-premise que nuestros clientes suelen tener. La plataforma que hemos construido es abierta, segura y flexible y está construida sobre la tecnología de RedHat, que brinda a nuestros clientes potentes capacidades de software basadas en la innovación de código abierto. En este sentido, nuestro software e infraestructuras ha sido optimizado para esa plataforma y ayuda a nuestros clientes a aplicar inteligencia artificial, automatización y seguridad para que su negocio funcione mejor, al tiempo que nuestro equipo global de consultores les ofrece nuestra profunda experiencia empresarial para co-crear conjuntamente nuevas soluciones que les permitan acelerar sus procesos de transformación digital.

La nube es además una plataforma transformadora en sí misma, con el potencial de impulsar y acelerar el acceso a la innovación ya que reduce las barreras de acceso y los tiempos de implantación de tecnologías como el big data o la inteligencia artificial, y ofrece una mayor flexibilidad y capacidad de adaptación a puntas de trabajo.

Sin embargo, a pesar de todas estas ventajas, las empresas solo han migrado al cloud alrededor del 20% de sus cargas de trabajo. Las menos “core” además. Los procesos más críticos están todavía pendientes de migrar.

Por eso nosotros nos enfocamos en desarrollar un modelo de plataforma cloud sustentado en 4 elementos fundamentales. El primero, ha de ser una plataforma de Cloud Híbrida, que ofrezca a los clientes el mismo modelo de desarrollo, operaciones y servicios gestionados, independientemente de la infraestructura que haya por debajo y de su localización geográfica. El segundo, ha de tener un core de tecnologías abiertas que permita a las empresas adaptarse y evolucionar de manera más rápida y ágil a ese entorno heterogéneo. El tercero, se debe incorporar componentes de IA a toda la plataforma para así mejorar los procesos de automatización, securización y predicción. Y cuarto, la seguridad. Es imperativo que la seguridad este imbuida a lo largo de todo el entorno tecnológico para garantizar la protección y privacidad de los datos.

Así pues, IBM ha diseñado su nube para que sea la más segura, abierta y preparada para todas las empresas, y especialmente para aquellas pertenecientes a sectores altamente regulados, con el fin de facilitarles su transición hacia un modelo cloud hibrido sin tener que renunciar al control y a los máximos estándares de seguridad. Es una plataforma que te permite desplegar aplicaciones en cualquier entorno, ya sean privados, públicos o distribuidos. Está desarrollado sobre tecnología abierta, lo que te permite no ser cautivo de ningún proveedor. Además, dispone de Inteligencia Artificial en toda la plataforma, lo que genera procesos de automatización, de seguridad, de predicción, de análisis de datos…

“La adopción cloud por parte de las empresas está siendo más lenta de lo esperado”

¿Le está costando a las empresas españolas decidirse por la nube? ¿Quizá por miedo a los hackers?

Es verdad que la adopción no está siendo tan rápida como nos gustaría, ya que, como comentaba anteriormente, solo el 20% de las aplicaciones se han movido en la nube, curiosamente las menos críticas para el negocio. Hay aspectos de seguridad, confidencialidad de los datos y marco regulatorio que hace que el proceso de adopción de la nube por parte de las empresas sea más lento de lo esperado.

Sin embargo, nuestra propia investigación indica que la pandemia ha acelerado la transformación digital en el 59 % de las organizaciones encuestadas. Algunas fuentes incluso citan una aceleración de 6 años, con enormes aumentos de presupuesto para respaldarlo y construir la infraestructura que requiere: computación en la nube. Asimismo, un reciente estudio del IBM Institute for Business Value sugiere que los modelos de nube híbrida generan 2,5 veces más valor que la adopción de una única plataforma de nube. Pero es aún más significativo que, en todas las industrias, hemos encontrado que la inversión en computación en la nube, cuando se ejecuta de principio a fin en combinación con otras palancas de transformación empresarial, puede llegar a generar beneficios hasta 13 veces mayores que la nube sola gracias, entre otras cosas, a que admite (proporciona) mayores niveles de apertura y colaboración.

Es verdad que la amenaza de ciberataques por parte de hackers es constante, pero nosotros en el tema de seguridad somos líderes. Gestionamos más de 150.000 millones de eventos de seguridad al día e invertimos mucho en investigación. Hay que ir siempre por delante de los hackers.

Nosotros utilizamos la tecnología más avanzada, llamada Confidential Computing, que trabaja con el máximo nivel de encriptación y está especialmente diseñada para empresas que operan en industrias reguladas, ya que tienen mayor complejidad y mecanismos de control.

¿Y cómo se puede estar seguro de que datos tan sensibles están a salvo?

Eso es precisamente en lo que nos diferenciamos en IBM. Cuando la información está en uso, cuando se desencripta, es cuando aprovechan para entrar los hackers. Ahí es cuando entra en juego nuestra tecnología Confidential Computing. A través de nuestro servicio Keep your own key, sólo el cliente es capaz de acceder y desencriptar esa información, ni siquiera nosotros, pese a tenerla en nuestros centros. Creemos que esto puede acelerar bastante la adopción de nuestra cloud híbrida.

Lleváis más de 96 años en España… ¿Qué papel juega nuestro país en la estrategia global de la marca?

Estamos apostando fuertemente por el talento y por este país como hemos hecho siempre. Solo hay que recordar que IBM puso a España en el mapa de la supercomputación con la creación del Centro Nacional de Computación de Barcelona. Ahora tenemos la mayor red de innovación privada del país con nuestros más de 10 centros CENIT en ciudades como Reus, Orense, Almería, Sevilla, Málaga, Cáceres o Salamanca. La apuesta es clara.

La Región Cloud Multi-zona (MZR) de IBM, que es la mayor inversión de la historia de IBM en España y una de las mayores que hemos realizado de los últimos años en Europa, demuestra una vez más nuestro firme compromiso para ayudar a las empresas españolas, y europeas, a acelerar su adopción de la nube y apoyar el crecimiento empresarial, del empleo y de la economía española ya que va a permitir generar empleo, riqueza y empleo cualificado.

Además, este centro se enmarca en la visión hibrida que IBM tiene de la nube, en la que de forma integrada nuestros clientes pueden poner sus cargas de trabajo indistintamente en entornos de cloud privada, pública o distribuida, y se alinea con los planes europeos y nacionales para alcanzar la soberanía tecnológica.

¿Y a nivel de estrategia empresarial?

Hoy día, nuestra estrategia se centra en ayudar a los clientes a aprovechar todo el potencial de la nube híbrida y de la Inteligencia Artificial (IA). Integramos tecnología y experiencia en la industria -de IBM, de nuestros socios e incluso de nuestros competidores- para satisfacer las necesidades urgentes de nuestros clientes, que ven la nube híbrida y la IA como elementos cruciales de ventaja competitiva.

Nuestra diferenciación deriva de una plataforma de nube híbrida flexible, segura y abierta, de todo el conjunto de activos a los que afecta, y de nuestra capacidad de combinarlos para aplicar soluciones a la transformación digital de las empresas y a los sistemas en los que se basa. 

Asimismo, nuestra propuesta de valor se basa en cinco habilidades principales que abordan las necesidades de nube híbrida y de IA de nuestros clientes: Crear y modernizar soluciones para la nube híbrida para desarrollar y trabajar con rapidez, consistencia y agilidad; Extraer la información importante para la empresa, independientemente de dónde residan los datos, manteniendo el control, la privacidad y la fiabilidad de los datos; Automatizar los procesos globales de la empresa para aumentar la eficacia de la toma de decisiones impulsada por IA; Proteger los datos en cualquier sitio, con sistemas de control y de conformidad coherentes entre entornos, y; Combinar todos estos elementos para transformar las empresas y los procesos de nuestros clientes con las mejores prácticas de la industria en cuanto a sostenibilidad.

Asimismo, seguimos apostando, e invirtiendo, fuertemente por la investigación y el desarrollo de las tecnologías del futuro, como la computación cuántica, a través de nuestra red de laboratorios IBM Research. En 2021, dimos a conocer Eagle, un procesador cuántico de 127 qubits. Se trata del primer chip cuántico que rompe la barrera de los 100 qubits y representa un hito clave en nuestro camino hacia la consecución de un procesador de 1.000 qubits en 2023. En nuestro compromiso con la aceleración de la informática cuántica, hemos establecido asociaciones con industrias y fomentamos un ecosistema en crecimiento. A día de hoy, nuestra IBM Quantum Network cuenta ya con más de 175 miembros, que incluyen universidades, bancos, empresas de automoción, empresas de telecomunicaciones y una amplia gama de empresas de otros sectores.

La investigación es algo que está en nuestro ADN, por eso queremos seguir en esa línea y llevar nuestros descubrimientos a la práctica, colaborar y trabajar con ecosistemas de universidades, de empresas… Creemos mucho en la investigación abierta.

¿Qué previsiones manejáis para los próximos años?

La IBM de hoy tiene definida una estrategia clara para liderar en la era de la nube híbrida y la IA. En 2021, tomamos una serie de pasos significativos para ejecutar esa estrategia, fortaleciendo nuestra cartera y expandiendo nuestro ecosistema de socios.

Y, ya en 2022, nuestra estrategia está resonando entre nuestros los clientes y socios, y dando frutos en forma de crecimiento. Nuestros resultados del primer trimestre de 2022 reflejan los cambios que hemos realizado para posicionar nuestro negocio para el futuro. Este sólido comienzo de año refuerza nuestra confianza en nuestra estrategia, y ahora vemos un crecimiento de los ingresos para 2022 en el extremo superior de un digito de nuestro modelo.

Lo que estamos escuchando de los clientes es claro. La tecnología se ha convertido en una fuente fundamental de ventaja competitiva. Está en el centro mismo de cómo escalan y crecen las empresas y ya no se percibe principalmente como una forma de reducir costes. Esto es especialmente cierto en nuestro entorno actual. Aprovechar el poder de tecnologías como la nube híbrida y la IA sigue siendo esencial, ya que nuestros clientes se enfrentan a una serie de desafíos y oportunidades estratégicas como la competencia por el talento, los problemas de la cadena de suministro, la inflación, la ciberseguridad o la inestabilidad geopolítica.

En este sentido, continuamos viendo un entorno de fuerte demanda tanto de nuestra tecnología como de nuestros servicios de consultoría, y el desempeño de nuestros ingresos este primer trimestre de 2022 es un fuerte indicador de que nuestro enfoque, nuestras inversiones y nuestras acciones están dando sus frutos.