En 2011, Raúl Torres y Raúl Verdú, dos apasionados ilicitanos del espacio, unieron sus sueños en la compañía aeroespacial -por si aún no la conocen- PLD Space, con el objetivo claro de desarrollar un cohete suborbital para transportar carga al espacio.

Pero no solamente es una cuestión de sueños. La oportunidad de negocio es tal que los mayores visionarios no han querido perdérsela, hablan de que el espacio hoy es el ‘nuevo internet’. Sin duda, la consolidación del sector válida el negocio de PLD Space, y cuanto más se hable de espacio mejor para todos. Según Morgan Stanley, la industria espacial será la siguiente industria del trillón de dólares.

Es por eso que la compañía, con sede en Elche, ha iniciado las obras de ampliación de su banco de ensayos en el Aeropuerto de Teruel. El objetivo es acondicionar sus instalaciones de pruebas de propulsión y etapas para dar respuesta a las necesidades de calificación de su cohete orbital, MIURA 5. Se trata de la tercera vez que la firma acomete trabajos de construcción en sus infraestructuras técnicas de Teruel.

Actualmente, se encuentran desarrollando los lanzadores espaciales MIURA 1 y MIURA 5 para abordar el crecimiento exponencial de la demanda en servicio de lanzamiento de satélites pequeños al espacio. Existe una oportunidad de negocio única y tienen la mejor posición para aprovecharla. Por eso, la compañía llevará a cabo esta ampliación, que asciende a 600.000 euros aproximadamente, sobre el espacio que tiene disponible de 13.337 metros cuadrados en las instalaciones aeroportuarias aragonesas.

El primer lanzador, el MIURA 1, lo tendrán preparado para los últimos ensayos en los próximos meses. De hecho, Raúl Torres, CEO y cofundador de PLD Space, ha asegurado que “estamos a solo un test de la calificación del vehículo completo”. Si todo sale según lo previsto, el primer lanzamiento al espacio será en el segundo semestre de 2022. El siguiente paso será entonces la transición al MIURA 5 con un vuelo inaugural en el 2024 -lanzado desde las instalaciones de la Agencia Espacial Europea en Kourou en la Guyana francesa- donde abordaría su primera misión real de transporte espacial. La industria aeroespacial cada vez está recibiendo más atención gracias a EE UU donde grandes magnates como Elon Musk o Jeff Bezos apuestan fuertemente por el sector.

El nuevo banco de pruebas se une a una infraestructura técnica única en Europa, que PLD Space ha ido construyendo en el Aeropuerto de Teruel desde la firma de la concesión del terreno en 2015. La compañía ha levantado aquí el primer banco de pruebas de motores cohete de combustible líquido de España.

“Mientras otras empresas del sector se ven obligadas a compartir los bancos de prueba con terceros, nosotros somos los únicos en Europa que contamos con este tipo de instalaciones en propiedad, una ventaja que aporta flexibilidad e inmediatez a nuestras campañas de ensayos”, afirma Raúl Torres.

Esta es solo la primera fase de la nueva ampliación de las instalaciones técnicas de PLD Space. La empresa además contempla la construcción de varios bancos de ensayos capaces de testear los motores de la primera etapa de MIURA 5, así como la remodelación del actual banco de ensayos para probar el motor completo de la segunda etapa y la construcción de un hangar lo suficientemente amplio para albergar, como mínimo, dos unidades del cohete orbital totalmente integrado.

La firma, además de en Teruel, cuenta con instalaciones técnicas en Huelva y Guayana Francesa, y ha logrado ya más de 45 millones de euros de inversión para impulsar su proyecto del sector espacial.