Carlos Tavares, CEO de Stellantis. Foto: Stellantis
Carlos Tavares, CEO de Stellantis. Foto: Stellantis

El grupo Stellantis ha registrado una cifra de negocio de 41.500 millones de euros en el primer trimestre del año, un 20,9% de subida interanual en comparación con los 34.300 millones de euros que facturó un año antes, según datos recogidos por Europa Press publicados este jueves por la empresa, que ha señalado que la comparativa ‘pro forma’ arroja un aumento del 12%.

La compañía ha destacado que la mejora de los resultados trimestrales responde a la ofensiva de producto y de tecnología que ha implementando la firma, en línea con el plan estratégico ‘Dare Forward 2030’ y en un entorno de «vientos en contra».

La firma automovilística ha subrayado la ofensiva de producto que llevó a cabo hasta marzo, con el lanzamiento de diferentes modelos de sus marcas, al tiempo que puso en valor los avances realizados en relación con el aumento de su capacidad de fabricación de baterías, con el objetivo de llegar a los 400 gigavatios hora (GWh) para 2030.

El director financiero de la empresa, Richard Palmer, afirmó que la subida de la facturación trimestral responde a la política de precios llevada a cabo y por el mix de producto vendido, factores que lograron compensar la caída de las matriculaciones mundiales.

Las matriculaciones caen casi un 7%

La multinacional automovilística ha matriculado 1,37 millones de vehículos en todo el mundo entre enero y marzo de este ejercicio, lo que se traduce en una disminución del 6,9% respecto a los 1,47 millones de unidades que vendió en el mismo período de 2021.

De cara a 2022, la empresa ha confirmado su previsión de resultados, con una estimación de margen operativo ajustado de «doble dígito», mientras que también finalizará el ejercicio con un flujo de caja libre industrial positivo.