Cosentino ha incrementado su cifra de negocio en 2021 un 30%, hasta los 1.401 millones de euros, frente a los 1.078 millones del ejercicio anterior. El Ebitda se situó en los 275 millones y el beneficio neto experimentó un crecimiento del 59% hasta situarse en los 104 millones de euros.

Este ejercicio récord se debe a «la apuesta por la innovación y la sostenibilidad, el capital humano, su red logística internacional y la transformación digital», según explica la compañía en un comunicado.

La compañía continuó con su ambicioso plan inversor, con inversiones por un total de 105 millones de euros durante 2021, y ha creado 685 nuevos puestos de trabajo, el 70% de ellos en España ubicados en su mayoría en el Parque Industrial y sede central de Cantoria, para alcanzar una plantilla total a cierre de año de 5.425 empleados.

La I+D y la economía circular, entre sus apuestas

I+D e innovación, robotización, ampliaciones industriales y, sobre todo, la economía circular y la apuesta por un nuevo modelo energético han protagonizado las inversiones acometidas.

En el ámbito industrial, en 2021 se ha completado la implementación de las nuevas líneas de producción de Silestone, y en Dekton se ha conseguido un aumento de productividad sustancial en las actuales dos líneas. Todo ello, continuando con la mejora en automatización de las plantas productivas, y la aplicación de los nuevos desarrollos de I+D que se han reflejado en hitos como la tecnología exclusiva HybriQ.

Con un nuevo Plan Estratégico transversal de Sostenibilidad aprobado en 2021, este eje agrupa algunos de los principales proyectos actuales de la compañía, y supuso un montante total de más de 15 millones de euros de inversión en activos ambientales y de seguridad el año pasado. Cabe destacar el inicio de la construcción de lo que será la mayor instalación fotovoltaica industrial de autoconsumo de España con 35 MW de potencia pico, y una capacidad aproximada de producción de energía de 58,2 GWh/año.