Paolo de Nadai tiene ADN de emprendedor: con tan solo 19 años fundó ScuolaZoo, un proyecto que se ha convertido en «una marca mediática, un periódico, un representante escolar, una agenda, un tour operador que lleva de vacaciones a miles de estudiantes cada año y mucho más».

En 2012 creó OneDay Group, compañía de la que en la actualidad es el presidente, y cinco años más tarde WeRoad, una gran comunidad de viajeros que cuenta con hubs en Milán, Londres, Madrid y Barcelona.

Esta empresa europea especializada en el sector travel que ofrece un modelo de negocio disruptivo y direct-to-consumer orientado a los viajeros millennials, con viajes en pequeños grupos para personas de edades e intereses afines, acaba de incorporar a Andrea D’Amico, ex vicepresident y managing director para EMEA de Booking.com, como nuevo CEO con el objetivo de continuar creciendo a lo largo y ancho del mundo.

PREGUNTA. ¿Qué es lo que hace que WeRoad resulte más atractiva para los viajeros que otras aplicaciones de viajes?

RESPUESTA. Existen tres factores que definen a WeRoad como una experiencia de viaje completamente diferente en comparación con otras propuestas: nuestros tours están diseñados para personas del mismo grupo de edad (millennial) y de acuerdo a diferentes estados de ánimo y dirigidos por un coordinador de viajes que es un viajero apasionado con ganas de explorar el destino junto con el grupo y no un guía de viajes profesional que se gana la vida con eso.

No obstante, para dar una respuesta completa, debo decir que WeRoad es más atractivo por una sola razón: no es una empresa de viajes al uso –aunque el producto que vendemos es un viaje–, la verdadera necesidad que cubrimos es la de la socialización y la amistad. WeRoad nace para dar servicio a los millennials que tienen ganas de viajar para los que, de alguna manera, es difícil encontrar la pareja perfecta de amigos con los que hacerlo.

P. ¿Cómo surgió este proyecto?

R. Es una situación bastante común que viví directamente. Imaginemos la vida de un joven profesional de treinta años: lo más probable es que tenga ingresos disponibles, vacaciones para disfrutar y un lugar que quiera visitar. Pero también es posible que sus amigos no tengan la misma disponibilidad o los mismos gustos en cuanto a los destinos. Por ello, llegó WeRoad.

Reunimos a pequeños grupos de personas (de ocho a quince) que no se conocen entre sí y creamos una experiencia de viaje que les hace visitar un país mientras hacen nuevos amigos. Nuestro eslogan de hecho es «Prepara la mochila, los amigos los llevamos nosotros», y es perfectamente cierto.

Nuestros viajes –dirigidos por un coordinador que a la vez es un viajero apasionado– están pensados sólo para pequeños grupos de personas (de ocho a quince) de la misma edad que no se conocen entre sí y creamos una experiencia de viaje que les hace visitar un país mientras hacen nuevos amigos. Nuestro eslogan de hecho es «Prepara la mochila, los amigos los llevamos nosotros», y es perfectamente cierto.

Arizona. (Foto: WeRoad)

P. Los servicios de viaje que ofrece WeRoad estaban enfocados a un público muy definido: millennials. Pero ahora hay más personas que pueden disfrutar de las experiencias.

R. El rango de edad es una parte central de nuestro modelo de negocio: nuestros tours estaban dirigidos únicamente a personas de entre 20 y 35 años. Tras varios meses, gente de fuera de ese rango nos pidió viajar, por lo que lanzamos el producto también para viajeros de entre 35 y 45 años. Mantenemos separados ambos grupos en nuestros tours, porque queremos ofrecer la mejor experiencia a nuestros viajeros que coinciden con la gente de la misma edad.

P. Desde que crearon WeRoad, y con una pandemia –entre otras situaciones, como la guerra de Ucrania– de por medio, ¿han observado cambios en los gustos y las exigencias de los viajeros?

R. Sí, claro. Y estos cambios se deben totalmente a la pandemia o, para ser precisos, a las restricciones que los gobiernos ponen a los viajes.

Poco después del primer cierre, en junio de 2020, experimentamos una explosión de reservas: la gente estaba ansiosa por volver a viajar. En ese momento convertimos toda nuestra oferta de viajes de larga distancia en viajes de corta distancia, desde el sudeste asiático y Sudamérica hasta el mar Mediterráneo y Europa. Viajamos mucho por España e Italia. Notamos que cada vez que un país abría una nueva frontera, los viajeros querían ir a esa región específica (reabierto).

En estos dos años, experimentamos una oleada de reservas en cualquier país que estuviera abierto a los viajes, según la normativa local de cada país europeo. Por ejemplo, Islandia, Laponia y Jordania han sido nuestros mejores vendedores en el medio plazo, mientras que Portugal, Italia, España y Grecia han sido las estrellas de los dos últimos veranos.

Los españoles también han viajado mucho al centro de América, México y Costa Rica, cuando ha sido posible por la ley, mientras que muchos italianos fueron a las Islas Canarias.

Tengo que decir que el fenómeno más claro que vimos fue sobre la tendencia de las reservas después del final de cada ola de restricción. Se puede ver en nuestro sistema el pico de nuevas reservas justo después de una reapertura de la frontera o incluso después de un rumor de reapertura de la frontera.

Hablemos de cifras:

P. ¿Cuántos viajeros les han elegido desde la fundación de la compañía?

R. Unos 35.000 WeRoaders han viajado desde nuestros inicios, la mayoría de ellos tienen treinta años, pero hemos visto una demanda creciente de personas de cuarenta.

P. ¿Cuántos son los países a los que se puede viajar con WeRoad?

R. Ofrecemos un centenar de itinerarios por todo el mundo. Todos nuestros viajes son en carretera y permiten a los viajeros vivir un país visitando los hitos naturales e históricos y conociendo a los lugareños.

Indonesia. (Foto: WeRoad)

P. ¿Cuántos empleados tiene WeRoad en España? Y, ¿en el mundo?

R. Abrimos nuestra oficina de Madrid en noviembre de 2019 con tan solo tres personas, a pocos meses de la pandemia, e hicimos un muy buen comienzo. Luego reiniciamos en la primavera de 2021 con una nueva serie de contrataciones. Ahora hay diez personas en España trabajando tanto para el mercado español (nuestra oficina de Madrid) como en calidad de turoperador en nuestra oficina central de Barcelona.

En total somos unas 100 personas, y seguimos creciendo. Acabamos de hacer público nuestro plan de desarrollo y crecimiento para alcanzar el liderazgo en todas las regiones europeas en los próximos dos años. Este ambicioso objetivo, sumado a la estrategia de crecimiento corporativo, requiere nuevas inversiones y una orientación que pueda llevar a la empresa a convertirse en un actor internacional. Por ello, WeRoad se dota del primer director general ajeno a la empresa y al equipo fundador: Andrea D’Amico, con 18 años de experiencia en Booking.com.

P. ¿Cuáles han sido sus cifras de facturación y beneficio desde la creación de la empresa?

R. En 2020 casi igualamos la facturación de 2019 y en 2021 la superamos, lo que es un resultado extraordinario para una empresa de viajes en estos tiempos de pandemia. Este año alcanzaremos los treinta millones de facturación en verano.

P. ¿Cuántas oficinas tiene WeRoad repartidas por el mundo?

R. Actualmente tenemos cuatro oficinas: Madrid, Barcelona, Londres y Milán, que es nuestra sede central, pero estamos a punto de abrir nuevas sedes en Alemania y Francia a finales de año como parte de nuestro plan de crecimiento.