Las acciones de Laboratorios Rovi han cerrado la sesión de este martes con un retroceso del 3%, después que la familia López-Belmonte, fundadora de la farmacéutica, anunciara la venta en bloque de 560.690 acciones por un importe de 37,85 millones de euros.

En concreto, los títulos de la empresa han cerrado en 66,2 euros, frente a los 68,25 de su último cierre, siendo el segundo ‘farolillo rojo’ del Ibex 35 en la jornada, solo por detrás de Grifols (-3,66%).

El número de acciones vendidas por los López-Belmonte, mediante su vehículo de inversión Norbel Inversiones, representa un 1% del capital de la compañía. El precio de venta de la operación fue de 67,5 euros por acción, que multiplicado por los 560.690 títulos implicados asciende a un total de 37,85 millones.

Con esta operación, la familia López-Belmonte continuará manteniendo su posición mayoritaria en Rovi, con un 53,17% del capital que, tras la amortización de acciones recompradas por la empresa al amparo de programas de recompra ya finalizados, se elevaría a un 55,5%.

Los hermanos Juan, Javier e Ivan López-Belmonte, que tienen un patrimonio de 600 millones de euros y ocupan el puesto 46 en la lista de las grandes fortunas españolas de FORBES de 2021, asumieron todo el poder en Laboratorios Rovi tras el fallecimiento de su padre.

Se trata de la segunda colocación que la farmacéutica realiza en menos de un mes. El pasado 14 de marzo la familia fundadora anunció una colocación acelerada de 2,803 millones de acciones de la sociedad, representativas del 5% del capital social.

Desde el 14 de marzo, cuando los títulos de Rovi cotizaban a un precio de 70,14 euros, el valor bursátil de la empresa ha caído un 5,61%.