El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha hecho hincapié este viernes en su discurso en la junta de accionistas de la entidad en los 48.000 millones de inversión del operador en los últimos seis años para adaptarse a la era digital.

El directivo ha repasado algunas de las magnitudes de sus seis años en el cargo, entre las que destacan los más de 15.000 millones de euros en remuneración del accionista o la rebaja de 23.000 millones de deuda.

Álvarez-Pallete además ha recalcado que Telefónica ha multiplicado su capacidad de almacenamiento de datos por tres en el mismo periodo para responder al creciente tráfico. El directivo ha subrayado que la capacidad de procesamiento de la compañía (11,5 petaflops) es superior a la del mayor supercomputador español.

«Con 370 millones de clientes, 47 millones más que hace 6 años, somos una plataforma más grande que Twitter o Netflix. 370 millones de clientes cuyas vidas fluyen por las redes de Telefónica. Asimismo, también ha reivindicado el crecimiento del porcentaje de mujeres en el consejo, donde son un tercio, y en puestos directivos, donde han alcanzado el 30%.

Además, ha recalcado que el sector de las telecomunicaciones es un sector de futuro en un tiempo en que se abre camino una «verdadera revolución» con la llegada de la inteligencia artificial, la web3 y el metaverso.

En cuanto al balance del año, el máximo directivo del grupo ha destacado que la compañía cerró la mayor operación corporativa de su historia con la fusión de su negocio en Reino Unido con el de Liberty Global para crear Virgin Media O2.

El presidente de Telefónica ha comenzado su discurso con un análisis de los últimos dos años marcados por la pandemia y, hoy en día, por la guerra en Ucrania, y ha alertado sobre la propagación de la desinformación.

Para el directivo, la situación de la cadena logística, los semiconductores o los metales raros ilustran la fragilidad del «modelo económico» y que el «mundo de la globalización radical ha desaparecido». «Entramos en territorio inexplorado, con reglas distintas, donde debemos convivir con el miedo a lo desconocido, donde nada está garantizado. Y tendremos la imperiosa necesidad, como sociedad,
de pelear por defender los valores en los que creemos», ha aseverado.

Por ello, ha llamado a avanzar hacia un mundo mejor mediante el uso de la «mayor acumulación de tecnología de la historia».

La fusión de Orange y MásMovil, «muy positiva»

En cuanto a la fusión de Orange y MásMovil, el consejero delegado de la compañía, Ángel Vila, ha afirmado que es «muy positiva» y que otorgará sostenibilidad y racionalidad al mercado de las telecomunicaciones en España.

A preguntas de los accionistas durante la junta de este viernes, Vilá ha asegurado que cualquier consolidación «será bienvenida» en un mercado hiperfragmentado» y que es necesaria la escala para sufragar las redes del futuro como el 5G y generar retornos de capital sobre la inversión suficiente para los otros jugadores del mercado.

Asimismo, Vilá ha subrayado que espera que la operación traiga «racionalidad» tanto al mercado de particulares como al mayorista, donde ha señalado que la empresa tiene un acuerdo con MásMóvil. En este campo, ha mostrado su esperanza de que el movimiento se traslade al mercado y la actividad comercial y los precios antes de cerrarse en 2023.

Asimismo, ha asegurado que la valoración a la que se cierra la operación (casi 20.000 millones de euros) demuestra el «valor implícito» de la compañía, que no refleja el mercado (todo el negocio de Telefónica está valorado en más de 26.000 millones de euros).