Edificio de ACS en Madrid
Foto: Getty Images

La familia Benetton, que controla el 33% de la compañía italiana de autopistas Atlantia, ha rechazado el interés mostrado por ACS, junto con los fondos Global Infrastructure Partners (GIP) y Brookfield, para adquirir gran parte del negocio de concesiones de Atlantia.

En un comunicado difundido por su sociedad Edizione, el vehículo inversor a través del cual controlan Atlantia, los Benetton aluden a las «raíces italianas» de la compañía, que pretenden conservar, y descartan que el proyecto manifestado por la española tenga algún interés para la empresa.

«La inversión en Atlantia tiene un carácter estratégico y Edizione pretende seguir contribuyendo al desarrollo sostenible de su valor, manteniendo las raíces italianas de la empresa en el marco de un diseño industrial que realza el enfoque en las infraestructuras de transporte, caracterizadas por la sostenibilidad y la innovación para la futura movilidad de las personas y bienes», justifican.

Además, los Benetton señalan que los oferentes (ACS y los dos fondos internacionales) no han sido invitados por los inversores a manifestar ese interés: «Se ha abordado de una manera no solicitada», sentencian.

No obstante, se refieren únicamente a los fondos GIP y Brookfield, nombrando solo indirectamente a ACS como interesado en esa operación. De hecho, afirman que ya les han comunicado a GIP y Brookfield que no reconocen su proyecto para hacerse con las autopistas de Atlantia, aunque en este caso no precisan si también han avisado a la española.

En cualquier caso, responden solo en calidad de máximos accionistas de la compañía, lo que no impide que ACS y los dos fondos puedan finalmente trasladar su oferta. El 48% del capital de Atlantia está en manos de accionistas minoritarios como ‘free float’.

En cuanto a su alianza con Blackstone para seguir incrementando su peso en Atlantia y blindarse así de cualquier incursión, indican que todavía no se ha alcanzado ningún acuerdo, sin dar más detalle sobre esta operación.

SOCIOS EN ABERTIS

ACS y Atlantia ya son socios en Abertis, empresa española concesionaria de autopistas en la que la primera cuenta con el 50% menos una acción y la segunda con el otro 50% más una acción.

Tras vender al Gobierno italiano los 3.000 kilómetros de carreteras que tenía en Italia por el derrumbe de un puente en Génova, la principal cartera de autopistas de Atlantia ha quedado reducida principalmente a las incluidas en Abertis, empresa que le aporta el 83% de su resultado bruto de explotación (Ebitda).

Las acciones de Atlantia se impulsaron más de un 10% desde la apertura de la Bolsa este jueves, hasta máximos de antes de la pandemia, si bien a lo largo del día fueron desinflándose, hasta cerrar la jornada con un alza del 6,92%, hasta los 20,3 euros.

Antes de que se hiciese público el interés de la firma española que preside Florentino Pérez, Atlantia tenía un valor en el mercado de 14.400 millones de euros. Ahora, tras conocerse ambas ofertas, su capitalización ha subido a 16.700 millones de euros, es decir, 2.300 millones más en solo un día.