Danone ha advertido de que en el plazo máximo de 24 horas se verá obligado a interrumpir de forma temporal su actividad tanto en sus cuatro plantas en España de productos lácteos, como en las tres de agua mineral natural, como consecuencia del paro del transporte y en caso de no lograrse una solución de forma inmediata.

«De no llegar a un acuerdo en las próximas horas, Danone se verá obligado a tomar la drástica decisión de interrumpir el proceso de recogida de leche, y como consecuencia, el proceso de producción en sus fábricas y posterior traslado de producto terminado a las cadenas de distribución alimentaria. Esto provocará la interrupción de suministro tanto de agua mineral natural como de productos lácteos a nivel nacional», ha avisado la compañía en un comunicado.

Hasta el momento, Danone ha llevado a cabo sus «máximos» esfuerzos para lograr mantener toda su actividad dentro de la normalidad, pese a las dificultades provocadas por un contexto difícil y muy tensionado. No obstante, según explica, la «inaudita» situación de inestabilidad y el agravamiento de los paros ya están comenzando a afectar al aprovisionamiento de materias primas esenciales para sus productos como leche entera o nata.

Danone ha expresado su «profundo» malestar por esta situación y por las graves consecuencias de fuerza mayor que están provocando no sólo entre todos los agentes y colectivos implicados, sino en la sociedad en su conjunto. Además, ha confiado en que puedan acelerarse las negociaciones para alcanzar un acuerdo en el mínimo plazo de tiempo posible y poder así retomar la actividad cuanto antes.