El exministro de Justicia, y ahora también abogado de Tita Cervera, José María Michavila, ha afirmado que Vladimir Putin hizo una oferta de 50 millones de euros anuales a la baronesa Thyssen para llevarse a Rusia su colección Thyssen.

Casi cinco años después, los rumores saltaron a la luz en enero de 2017, Michavila ha confirmado a Informalia que Putin mandó a su ministro de Cultura a España con el objetivo de llevarse a Rusia los Kandinsky, Picasso, Monet, Miró y Gauguin que componen una de las más espectaculares colecciones del mundo.

La coleccionista decidió complacer los deseos del que fuera su esposo rechazando la oferta del presidente ruso y dejando su colección en España, donde ha llegado a un acuerdo tras un préstamo gratuito de varios años.

6,5 millones anuales por alquilar sus cuadros

La baronesa Thyssen percibirá, a falta de rubricar los documentos oficiales, 6,5 millones de euros al año por el alquiler de sus cuadros durante los próximos 15 años. Un acuerdo que además incluye la posibilidad de adquirir la colección al final de este periodo.

Tales son las ganas de Tita Cervera de compartir con la sociedad sus cuadros, que, según El Mundo, ella misma se ha ocupado de distribuirla por las nuevas salas del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.

Dicha colección comprende obras de pintura norteamericana del siglo XIX, vanguardias rusas, varios Kandinsky, Picasso, Monet, Miró y algunas obras modernas, propiedad de Borja Thyssen y su esposa Blanca. En total, 429 lienzos.

Los expertos, según Informalia, valoran el conjunto en 2.500 millones de euros: «Esta señora le está haciendo un regalo a los españoles, como hizo el barón cuando decidió dejar su colección en Madrid», comentan.