Fachada del Supermercado Dia de la calle Ronda de Atocha con Embajadores. Horizontal

Dia ha disminuido un 44,2% sus pérdidas durante el primer semestre de este año, hasta situarlas en 104,8 millones de euros, y sus ventas netas cayeron un 9,1%, con 3.193,7 millones de euros, afectadas por la reducción en un 6,4% del número de tiendas y la devaluación del real brasileño y el peso argentino.

Las ventas comparables (‘Like-for-Like’) del grupo retrocedieron un 5%, aunque Dia precisa que esta reducción se ve afectada por el hecho de que la comparativa se realiza con un año, 2020, en el que el grupo realizó compras extraordinarias de abastacimiento por el Covid, según recoge Europa Press.

Asimismo, las ventas brutas bajo enseña se situaron en 3.813 millones de euros hasta junio, lo que supone un descenso del 11,2% respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 142,7 millones, un 19,3% menos.

En España, las ventas netas se situaron en 2.089,7 millones de euros en el primer semestre, un 7,7% menos, mientras que las ventas brutas bajo enseña alcanzaron los 2.479,2 millones, un 8,4% inferiores a las del primer semestre de 2020.

Menos deuda

El grupo destaca que gracias al éxito de su ampliación de capital y la refinanciación de deuda completadas en los meses de agosto y septiembre, respectivamente, ha logrado reducir el endeudamiento neto en 1.028 millones de euros, «estableciendo una estructura de capital sostenible a largo plazo».

Según la compañía, esta operación global supone el mayor hito financiero acometido por la sociedad en los dos últimos años, establece una estructura de capital sólida a largo plazo y dota a la firma de liquidez adicional para continuar con su profundo proceso de transformación.

El presidente ejecutivo de Dia, Stephan DuCharme, ha afirmado que el cierre del acuerdo global alrededor de la estructura de capital y la refinanciación del grupo representa un «hito estratégico» para la compañía y la culminación de un proceso «complejo» para la mejora de su estructura de capital que apoye la aceleración de la transformación del negocio y los planes de crecimiento del grupo.

La compañía, según ha explicado, está implementando de forma sistemática la hoja de ruta estratégica anunciada en mayo de 2020 a través de una serie de iniciativas de «amplio alcance» tanto comerciales y operacionales como en el ámbito de la franquicia y tecnología en las cuatro zonas geográficas.

«Todo ello sobre la base de un liderazgo de primer nivel, relaciones a largo plazo con todos nuestros grupos de interés basadas en la confianza y una cultura enfocada a resultados. La hoja de ruta estratégica pone al cliente en el centro de todo lo que hacemos y apunta hacia el alcance de resultados sostenibles a largo plazo para todos los grupos de interés», ha destacado.