Sandra Ortega, segunda accionista mayoritaria de Inditex e hija mayor del magnate Amancio Ortega, comenzará en los próximos días la construcción de un resort de lujo y también zona residencial en la península de Tróia y Comporta, en el municipio de Grândola, a poco más de una hora en coche del sur de Lisboa.

El complejo, que recibirá el nombre de Na Praia, contará con un hotel de cinco estrellas, tres núcleos turísticos, dos instalaciones deportivas y de ocio, además de 123 espacios de alojamiento y un total de 506 camas, según apuntan medios locales portugueses. 

El proyecto cuenta con una superficie de unos 30.000 metros cuadrados y se construirá en un terreno comprado en 2018 por su sociedad inversora, Rosp Corunna, a la firma portuguesa Sonae Capital por un importe de 50 millones de euros. 

La zona, considerada como una de las últimas áreas vírgenes del sur de Europa, se ha puesto de moda entre las celebridades de todo el mundo, desde Harrison Ford, Madonna a Carla Bruni. Hecho por el que también se la conoce como la Nueva Ibiza. 

Esto también afecta a la construcción. Ya que las críticas y quejas de los colectivos ambientalistas han calado en la administración y obligarán a que el resort ocupe exclusivamente el 20% del terrero adquirido.

Según declaraciones del alcalde de Grândola, el proyecto se encuentra en la fase final de evaluación de la infraestructura del plan de urbanización y si todo es correcto en los próximos días se dará la licencia de obras al complejo.