Ahora que la incertidumbre empieza a quedar atrás, ha llegado la hora del optimismo cauto. En HomeServe Asistencia, compañía líder en instalaciones, reparaciones y mantenimientos del hogar y comercio, consideran que el mercado inmobiliario español ha conseguido capear el temporal de la crisis sanitaria y que ahora se asoma a meses de estabilidad y crecimiento. Esta previsión se sustenta en la vuelta a nuestro país de las inversiones internacionales y la mejora del mercado laboral gracias a la recuperación de la actividad en sectores clave como la hostelería. Los fondos europeos y los bajos costes de financiación suponen también un importante estímulo a corto plazo. Los primeros signos de recuperación están ahí y los avances con la vacunación son un hecho.

Eso sí, la vuelta a la normalidad va a implicar una serie de importantes ajustes. El mundo en el que vivíamos en 2019 también ha quedado atrás. No sólo ha cambiado el terreno de juego, sino también algunas de sus reglas. Las convulsiones del último año y medio han dejado una profunda huella transformadora en el sector Real Estate, que se está adaptando a nuevas realidades de fuerte calado como la generalización del teletrabajo. Otro punto que va a marcar el futuro inmediato es la asimilación por parte del comercio de que ha llegado el momento de combinar la máxima calidad con un nivel de servicio excelente para poder competir en un entorno de competencia creciente y agresiva sobre todo en el canal online. En este mundo hiperconectado y de infinita oferta, la experiencia marca la diferencia.

Una de las razones del buen desempeño del sector residencial incluso en los peores momentos de la crisis sanitaria fue que muchos inversores vieron en las viviendas un valor refugio, el perfecto recurso para momentos de incertidumbre. Una parte de esas propiedades adquiridas en los últimos meses se está empezando a destinar ahora a un mercado de alquiler en el que la demanda crece de manera muy notable y la oferta sigue siendo, por el momento, bastante limitada. Todo apunta a que la clave en los próximos años va a ser ofrecer una respuesta adecuada a las necesidades de un nuevo tipo de inquilino. En el sector comercio, como sabemos, ha sido muy castigado, y aunque sigue siendo el predominante, para la recuperación de este canal se necesita ofrecer una experiencia de compra rápida, eficiente, de calidad y de confort para así competir con el canal online. A la hora de la verdad, es lo que valoran los clientes.

Expertos de cabecera

En este nuevo contexto, HomeServe destaca la importancia creciente de los servicios de facility manager. Para ello, resulta necesario disponer de una plantilla con amplias competencias técnicas y un alto grado de especialización en diversas áreas. Una asesoría de este tipo puede proponer adaptaciones en las viviendas para orientarlas al teletrabajo, sugerir opciones en aspectos clave como la iluminación más adecuada y ofrecer consejo especializado en detalles de tanta importancia como el ahorro energético (paneles fotovoltaicos, vehículos eléctricos) o el mantenimiento preventivo. Tal y como explica José Enrique Viniegra, director de negocio de HomeServe Asistencia, contar con grandes equipos capaces de proporcionar este servicio integral puede suponer para los inversores inmobiliarios una enorme ventaja para la retención de los inquilinos y una mejora de la experiencia del futuro comprador. «Los grandes inversores y tenedores de estos activos exigen altas garantías y una capacidad de respuesta que solamente una empresa especializada con una excelente red nacional y con trayectoria en el sector puede ofrecer», asegura Viniegra. Se trata, en definitiva, de asegurarles un servicio cada vez mejor adaptado al profundo proceso de transformación que está experimentando el mercado inmobiliario. En este sentido, HomeServe Asistencia ofrece, a través de su red de profesionales y de forma integral, servicios de mantenimiento preventivo y correctivo de inmuebles e instalaciones del sector terciario.

Fundada en 2000 y con sede central en el Reino Unido y oficinas en otros siete países (Estados Unidos, Canadá, Francia, Japón, Portugal, Bélgica y España), HomeServe tiene una amplia experiencia en este tipo de asesoramiento y gestión integral, cada vez más demandado. La compañía cotiza en la bolsa de Londres y acumula en todo el mundo cerca de 8,4 millones de clientes y 16,1 millones de contratos. En España empezó su actividad bajo la marca Reparalia para pasar a integrarse en el grupo HomeServe en 2007. Hoy, supera ya en nuestro país el millón de clientes y realiza más de 1,3 millones de intervenciones anuales.

El principal activo de la compañía es la experiencia y el conocimiento de una plantilla de más de 3.000 profesionales especializados en 27 gremios distintos. Una completa red de expertos en muy diversos ámbitos que, tal y como destaca la propia empresa, garantiza soluciones globales de atención telefónica, resolución de urgencias en menos de tres horas, equipos especializados en todo tipo de portfolios inmobiliarios y un continuo análisis de resultados que permite seguir optimizando procedimientos de trabajo.

Un enfoque profesional y orientado a la calidad en los servicios de asistencia al hogar y comercio que pretende contribuir a la consolidación de esas nuevas reglas del juego.