El pasado martes se cumplieron 10 años desde que Tim Cook, CEO de Apple, asumiera las riendas de la multinacional, tras la renuncia de su fundador Steve Jobs. Seis semanas después de aquella fecha, el 5 de octubre de 2011, Jobs fallecía a causa del cáncer de páncreas que padecía. Un golpe para el mundo de la tecnología y para el mismo Cook, que se había unido a la empresa de Cupertino en 1998 tras conocer a Jobs. «No pasaron más de cinco tras mi primera entrevista con Steve, cuando sabía que lo que quería era unirme a Apple. Mi intuición sabía que trabajar para ese genio creativo era una oportunidad única en la vida».

Desde su entrada en la empresa como vicepresidente senior de operaciones mundiales Cook no ha dejado de acumular méritos, entre los que destacan el mantener los costos de la empresa siempre bajo control y la generación de enormes sumas de dinero por la venta de sus productos. Antes de ocupar la silla presidencial, también pasó por cargos como ser líder de operaciones y director ejecutivo sustituto cuando Jobs se ausentó en 2009 por sus problemas de salud. Teniendo en cuenta que su trabajo era ser el responsable de la mayor parte de operaciones diarias de la empresa, que se convirtiera en el nuevo CEO con la retirada de Jobs era para muchos un paso lógico.

Sin embargo, algunos accionistas no lo vieron claro y, cuando Jobs anunció su remplazo, la capitalización de Apple sufrió fuertes caídas —aunque se mantuvo en el marco de los 345.370 millones de dólares (294.257 millones de euros)—. Una década después las dudas están completamente disipadas. Las cifras lo demuestran: el pasado jueves de 19 de agosto, la capitalización de la marca superó los 2 mil millones de dólares (1.700 millones de euros). Hoy Apple vale seis veces más de lo que valía cuando Cook tomó las riendas en 2011.

Más cifras. En agosto de 2011, tras su nombramiento, las acciones estaban a 11,54 dólares. Ahora, después de acometer su último split en septiembre de 2020, cotizan cerca de los 150 dólares por acción

El éxito de su dirección viene dado por su fuerte apuesta por los servicios y accesorios, y no solo por los productos más icónicos de la firma (el iPhone y los ordenadores), y una mirada puesta constantemente en el futuro: según la web MacRumors, la compañía de Cupertino ya trabaja en tecnología para coches autónomos, y de realidad virtual y aumentada. Además, también es notable la compra en los últimos años de centenares de empresas más allá del ecosistema del negocio de la compañía. 

Los grandes hitos de Cook

  • Un mes después de asumir el cargo de CEO, anunció el lanzamiento del iPhone 4S. Desde entonces ha lanzado casi dos docenas de versiones más junto con nuevas generaciones de iPad, Mac y MacBook. En los últimos nueve meses las ventas de iPhones han aumentado un 37,5% respecto al término anterior y han reportado 153.105 millones de dólares (129.650 millones de euros). Por su parte las ventas de Mac aumentaron un 32,8%, hasta 26.012 millones de dólares (22.027 millones de euros) y los ingresos por las ventas de iPad crecieron un 39,5%, hasta 23.610 millones de dólares (19.993 millones de euros).
  • En 2014 compró la compañía fabricante de productos de audio Beats Electronics por 3 mil millones dólares (2.554 millones de euros), la mayor de las inversiones que ha realizado la compañía en los últimos años. Dos años después, en 2016, sacó al mercado los AirPods
  • Además de Beats y otro centenar más de empresas, el empresario adquirió para Apple el sistema de detección 3D de la empresa israelí Primer Sense que contribuyó al desarrollo de FaceID y el software de reconocimiento de música de Shazam por 400 millones de dólares (340 millones de euros) en 2018.
  • En 2015 lanzó el Apple Watch como un complemento para el iPhone. El reloj fue toda una revolución por su capacidad para registrar la frecuencia cardiaca y poder usar casi cualquier aplicación del móvil sin tener que sacarlo de su bolsillo. (además, por supuesto, de que se le podían cambiar las correas). A día de hoy, este reloj tecnológico es una de los productos con mejor rendimiento de la marca: el crecimiento anual de sus ventas ha aumentado un 59% en 2020, lo que supone una venta de más de 30 millones de unidades frente al año anterior. Y eso que solo un 10% de los usuarios de iPhone a nivel mundial lo utilizan como complemento del móvil. 
  • Cook es el abanderado del sector servicios de Apple, la ya segunda división más grande en términos de ventas de la compañía. Aunque Apple no desglosa las ventas de los servicios individuales, se ha hecho público que en 2020 generó cerca de 53.800 millones de dólares (45.834 millones de euros) solo con los servicios de Apple Arcade, AppleTV+, Apple Fitness+ y el paquete de suscripción, lo que supone un 20% de las ventas totales de su compañía. El empresario también ha desarrollado en estos diez años los servicios de pago por móvil y financiación de Apple Pay, la plataforma de contenidos multimedia Apple Music y Apple TV y de almacenamiento en la nube iCloud (ahora también de seguridad y privacidad iCloud+) además de los servicios de descargas por medio de App Store. Entre sus lanzamientos más recientes destaca Apple News+, un paquete de revistas digitales.
  • Ha aumentado las funcionalidades de seguridad y privacidad de todos sus productos y servicios con conexión a la red. Ejemplo de ello es la actualización del chip de seguridad, un coprocesador del iPhone, extendido a otros productos de la misma gama. Cook sigue de este modo una de las grandes estelas del legado de Jobs. «Nosotros siempre hemos tenido una visión distinta de la privacidad de la que tienen nuestros compañeros de Silicon Valley. Nos lo tomamos extremadamente en serio. Como ejemplo, nos preocupamos mucho de los servicios de localización en nuestros teléfonos. Nos preocupa que un joven de 14 años sea acosado y que pueda pasar algo terrible por culpa de nuestro teléfono. (…) Muchos creen que somos de la vieja escuela por hacer esto. Puede que los seamos, pero nos preocupan estas cosas», explicó el magnate en 2010.