Hay personas que cuando entran en contacto con un problema o una necesidad en su barrio o ciudad se ponen a trabajar sin que nadie se lo pida, y no paran hasta encontrar una solución. Y algunas de ellas consiguen crear iniciativas que trascienden esa acción inicial, y se vuelven modelos capaces de expandirse y ayudar a miles, a veces millones de personas. Estos son los emprendedores sociales de gran impacto.

Los emprendedores sociales de gran impacto pueden cambiar la vida de mucha gente en una ciudad, pueden hacerla más solidaria, justa, próspera, inclusiva.

Y en muchos casos son aliados de gran valor para la administración pública, porque aliándose con ella, logran resultados que las dos partes jamás lograrían de forma individual.

Pongamos por ejemplo a Sascha Haselmayer. Danés afincado en Barcelona, y ahora trabajando para muchos alcaldes en todo el mundo, Sascha tiene la convicción de que cambiar la forma en que un ayuntamiento compra los servicios puede ayudar a cambiar una ciudad entera. Y así fue cuando a través de su plataforma Citymart creó acuerdos con la ciudad de Barcelona para que campañas de compra de servicios se abrieran a cientos de miles de ciudadanos y pequeñas empresas, y se usase la inteligencia colectiva de la ciudadanía para comprender y acceder a soluciones más eficientes.

O también existen personas como José María Pérez, firmado Peridis en sus viñetas en El País. Muy pocos saben que Peridis es un emprendedor social que lleva décadas trabajando para minimizar el desempleo en España. Tras la gran crisis del 2008 Peridis comprendió que una de las peores experiencias para la persona sin empleo es la de quedarse en casa, en un estado de progresivo aislamiento y depresión. Por ese motivo inventó las Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento Solidario, en las que grupos de 20 o 30 personas sin empleo se unen para apoyarse mutuamente, reforzar su confianza y con la ayuda de un coach reconstruir su curriculum para salir al mercado a buscar trabajo. Con 364 Lanzaderas organizadas desde 2013, estas son grandes aliadas de las administraciones, cubriendo una necesidad social urgente de empleabilidad. Hoy hay 55 Lanzaderas activas en España y gracias a Peridis y su equipo, unas 3.500 personas han encontrado empleo.

El ayuntamiento de Madrid ha lanzado por primera vez una convocatoria que no solo quiere encontrar, sino premiar a los emprendedores sociales que han dejado de mirar al otro lado, y están contribuyendo al desarrollo de una ciudad más justa, más próspera y más solidaria.

Con un primer premio de 20.000 Euros y un segundo de 4.000, MAD+ quiere dar a conocer a los que están trabajando para mejorar un problema social en la ciudad. En palabras de la alcaldesa madrileña Manuela Carmena: “sabemos que estáis ahí fuera pero no sabemos quiénes sois. Queremos conoceros y colaborar.”
La fecha límite de entrega de las candidaturas es el 21 de julio y puedes enviarlas aquí