El plan estratégico de expansión de la marca en España y Portugal empieza tras la apertura de su segunda oficina en Madrid, con lo que busca tener más presencia en su principal mercado y así “ser un escaparate de marca”. La península Ibérica es clave en su proyecto de expansión. En la actualidad, “podemos anunciar la venta de las licencias de Portugal al mejor socio posible, quien prepara ya la apertura de dos nuevas tiendas de John Taylor en Lisboa y Cascais para este año. Dentro de España, mantenemos conversaciones muy avanzadas con interesados en licencias de la firma en Pozuelo (Madrid), Marbella, Ibiza, Mallorca, Barcelona y Costa Blanca”.

Javier Marfany posa para Forbes en la agencia John Taylor de Chamartín (Madrid). – ESTELA DE CASTRO

Marfany asegura que “la elección de un socio de licencia que busque satisfacer las necesidades de los clientes a través de un trato y servicio premiun es clave en el plan de expansión”.

La compañía se ha marcado unos objetivos en paralelo con la oficina principal ubicada en Mónaco. “Nuestros planes para los próximos cinco años son la apertura de más de 25 tiendas de John Taylor entre España y Portugal, tratando de consolidarnos como inmobiliaria internacional, líder de propiedades de lujo, así como la búsqueda de la excelencia y el profesionalidad, en un mercado deteriorado en el pasado”.

Los inmuebles con los que esta compañía trabaja no tienen que cumplir ningún requisito concreto. “En John Taylor no marcamos unos requisitos mínimos que deban cumplir las propiedades de nuestro portfolio. En nuestras oficinas intermediamos en todo tipo de operaciones inmobiliaras, siendo nuestra principal fortaleza las propiedades residenciales con características que las hacen únicas. También canalizamos operaciones de inversión para nuestros clientes”.