Los reclutadores o trabajadores del departamento de recursos humanos no tienen los vínculos sentimentales que sí tienen otros líderes, por lo que son más difíciles de impresionar. “Los gerentes de recursos humanos quieren ver estás seguro de ti mismo, tus habilidades, y tu idoneidad para el puesto vacante en la empresa. Si no crees que puedes hacer el trabajo y encajar con la empresa, ¿por qué debería creerlo el entrevistador?”, asegura la psicóloga de negocios Kate Sullivan. “Así que presentarse con una actitud tranquila y confiada es importante, incluso si usted está nervioso.”

Aquí están los errores que, según Sullivan, pueden estar dañando tus oportunidades laborales.