La rentabilidad sobre recursos propios (RoE) de la banca española experimentó una sustancial mejoría en el primer trimestre de 2021, cuando alcanzó el 3,7980%, la más elevada de la zona euro y la segunda más alta de toda la Unión Europea (UE), solo por detrás del 4,4324% de la banca de Rumanía, publica Europa Press.

De este modo, según los datos consolidados del Banco Central Europeo (BCE), la rentabilidad de los bancos españoles entre enero y marzo se situó holgadamente por encima de la media del 1,8332% de la zona euro y del 1,8736% de los Veintisiete.

En el extremo opuesto a los bancos españoles, los bancos griegos registraron un RoE del 0,26%, mientras que las entidades polacas e irlandesas fueron las únicas con una rentabilidad positiva inferior al 1%, con RoE del 0,8297% y del 0,8942%, respectivamente.

Por otro lado, en cuanto a la solvencia, los bancos españoles aparecen a la cola de la UE por capital, con una ratio CET1 del 13,1284%, frente al 13,2298% del último trimestre de 2020.

En el conjunto de la zona euro, la ratio de solvencia CET1 se situó en el 15,4322%, mientras que el promedio para la UE fue del 15,6790%.