Un camarero sirve una cerveza en un bar de Madrid. Getty.

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo bajó en 197.841 desempleados en julio (-5,47%), lo que supone la mayor caída en cualquier mes de la serie histórica y supera las de los meses de mayo y junio que también cerraron con caídas récord, según datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Así, se trata del tercer mes consecutivo en el que el paro registra récord de descensos. En mayo se había experimentado la mayor caída de la serie, de 129.378 personas, junio superó esta cifra, acercándose a una reducción de 167.000 personas, y ahora julio lo ha vuelto a hacer. Con el descenso del paro en julio, el volumen total de parados alcanzó al finalizar el séptimo mes del año la cifra de 3.416.498 desempleados.

El dato de paro de julio, al igual que ocurrió en los meses anteriores, no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), ya que la definición de paro registrado no los contabiliza como desempleados.

En términos desestacionalizados, el paro registrado bajó en julio en 191.756 personas. En el último año el desempleo acumula un descenso de 356.536 parados, lo que supone un 9,45% menos. Trabajo destaca además que en el desempleo se ha reducido en 592.291 personas en los últimos cinco meses.

El paro disminuyó en julio en todos los sectores. Así, el paro registrado en Servicios descendió en 133.658 personas (-5,29%); en el colectivo Sin Empleo Anterior cayó en 31.991 personas (-9,46%); en Industria bajó en 13.158 personas (-4,60%); en Construcción lo hizo en 10.154 personas menos (-3,62%) y en Agricultura se redujo en 8.880 personas (-4,82%).

Según Trabajo, el nivel de paro registrado en la Industria fue inferior al del inicio de la pandemia. En términos absolutos, el paro registrado en el mes de julio descendió más entre las mujeres, con 104.891 desempleadas menos (-4,94%) respecto al mes anterior. El total de mujeres en desempleo es de 2.017.719. Asimismo, el desempleo masculino se sitúa en 1.398.779 al bajar en 92.950 hombres (-6,23%).

Cae en todas las CCAA

Igualmente, el paro registrado bajó en el séptimo mes en todas las comunidades autónomas. En términos absolutos, las mayores caídas correspondieron a Andalucía (-69.159 personas), Cataluña (-37.548 personas) y Canarias (-20.374). De hecho, según Trabajo, seis comunidades autónomas y la ciudad autónoma de Melilla cuentan con menos paro registrado que al inicio de la crisis sanitaria.

Por otro lado, en julio se registraron 1.838.250 contratos, de los que 165.500 fueron indefinidos, el 9% del total de contratos. Los contratos indefinidos del mes de julio se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 101.178 a tiempo completo, que se han incrementado un 21,77% respecto a julio de 2020, y 64.322 a tiempo parcial, que se han incrementado en un 10, 87% respecto al año anterior.

En términos acumulados, los contratos indefinidos a tiempo completo alcanzaron entre enero y julio de este año, un total de 699.481 un 28,17% más que en igual periodo del año 2020. El resto de contratos, hasta completar el total de 1.838.250, son 13.880 de carácter formativo y 1.658.870 otro tipo de contratos temporales.

Dentro de este último grupo destacan los Eventuales por Circunstancia de la Producción (de jornada a tiempo completo) con el 28,96% seguidos por los de Obra o Servicio Determinado (de jornada a tiempo completo) con el 23,33% del total de todos los contratos.

Gasto en prestaciones

El Ministerio ha informado además de que el gasto en prestaciones alcanzó los 2.064,9 millones de euros en el mes de junio (último dato disponible), de los que 427 millones correspondieron a prestaciones para trabajadores en ERTE, siguiendo la tónica de reducción de esta partida, según ha resaltado Trabajo.

Las personas beneficiarias existentes a final del mes fueron 1.957.244 con una disminución respecto al mismo mes del año anterior del 50,8%.

Por último, el gasto medio mensual por persona beneficiaria, sin incluir el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, en el mes de junio fue de 1.082,1 euros, lo que supone un aumento sobre el mismo mes del año anterior de 16 euros (+1,5%).

La Seguridad Social gana 91.451 afiliados medios en julio y roza los 19,6 millones de ocupados

La Seguridad Social ganó en julio 91.451 cotizantes medios respecto al mes de junio (+0,47%), lo que situó el número total de ocupados en 19.591.728 cotizantes, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones publicados este martes.

El nivel de afiliación es el más alto de la serie histórica. En términos desestacionalizados y corregidos de calendario, el sistema ganó 133.049 cotizantes en julio (+0,69%), hasta un total de 19.400.964 ocupados.

La ganancia mensual de afiliados medios en julio se observó en ambos sexos, aunque más entre los hombres, que sumaron en el mes 94.713 cotizantes respecto a junio (+0,9%), frente a un descenso de mujeres afiliadas de 3.262 cotizantes (-0,04%).

Aun así, la cifra de mujeres cotizantes siguió sobrepasando la barrera de los nueve millones de ocupadas. En concreto, junio terminó con 9.073.677 afiliadas, frente a 10.518.051 varones ocupados.

La afiliación de extranjeros, por su parte, subió en 4.676 cotizantes en julio, un 0,21% respecto a junio, hasta situarse en valores récord de 2.226.585 ocupados.

La hostelería suma más de 126.000 nuevos afiliados

Por regímenes, el General, el más numeroso del sistema, ganó 87.124 afiliados en julio (+0,54%), hasta un total de 16.201.226 ocupados, con casi todos sus sectores en positivo, especialmente la hostelería, que lideró el aumento de la ocupación.

En concreto, la hostelería sumó 69.079 cotizantes respecto a junio (+5,7%) y acumula una ganancia de 62.701 ocupados en el último año (+5,13%). Tras la hostelería, actividades sanitarias y servicios sociales, con 49.795 nuevos afiliados en julio (+2,9%) y el comercio, con 44.476 cotizantes más (+1,8%).

En el lado opuesto, destaca la caída de la afiliación en el sector educativo por el fin del curso escolar, con 109.432 afiliados menos (-10,9%), así como el retroceso de cotizantes en el Sistema Especial Agrario en 52.280 afiliados (-6,9%).

El RETA gana casi 2.000 afiliados en julio

El Régimen de Autónomos también ganó ocupados en julio, con un aumento medio de 1.978 afiliados (+0,06%), lo que situó el total de cotizantes por cuenta propia en 3.332.961. El Régimen del Mar, por su lado, sumó 2.348 ocupados más en el mes (+3,7%), mientras que el del Carbón registró un afiliado más (+0,12%).

Por comunidades autónomas, más de la mitad ganaron afiliados en julio. Los mayores aumentos, en valores relativos, correspondieron a Baleares (+4,4%), Cantabria (+2,7%) y Castilla y León (+1,4%). Por su parte, los mayores descensos se dieron en Ceuta (2,7%), Melilla (2%) y Canarias (-0,8%).

La Seguridad Social ha sumado en el último año 806.174 cotizantes (+4,3%), con un aumento de 745.307 afiliados en el Régimen General y un repunte de 60.203 cotizantes en el de Autónomos.

Los trabajadores en ERTE bajan hasta los 331.486 en julio

El número de trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) se situó a 31 de julio en 331.486 personas, lo que supone 116.439 trabajadores menos que en junio según la fecha de alta del expediente y 54.719 menos en función de la fecha de solicitud del mismo, según ha informado este martes el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

El Departamento que dirige José Luis Escrivá ha explicado que las fechas de solicitud del ERTE y la de sus efectos pueden ser distintas debido a que existe una «cierta disparidad» entre la fecha de notificación y la fecha en la que produce efectos. Así, puede ocurrir que una empresa comunique a la Seguridad Social un ERTE para su plantilla en el mes de julio, aunque tenga efectos en una fecha anterior, por ejemplo en mayo. En todo caso, el Ministerio ha destacado que las cifras de trabajadores en ERTE asociados al Covid se situaron en julio en su menor nivel desde el inicio de la pandemia. Desde mayo de 2020, cuando 3,6 millones de trabajadores estaban en ERTE, más del 90% ya lo han abandonado.

De los 331.486 trabajadores que estaban en un ERTE en julio, 97.586 estaban suspendidas a tiempo parcial. Por su parte, cerca de dos tercios de los trabajadores en ERTE registrados el último día de julio (216.695 trabajadores) están incluidos en las modalidades de ERTE que conllevan exoneraciones en las cotizaciones.

Dentro de esas nuevas modalidades, 147.376 trabajadores se encuentran en ERTE con exoneraciones especiales para sectores ‘ultraprotegidos’ y su cadena de valor, mientras que 62.823 se encuentran en un ERTE de limitación de la actividad y 6.496 en un ERTE de impedimento de actividad.

Según Seguridad Social, todas las modalidades han terminado el mes de julio con la cifra más baja desde que comenzó la pandemia. Fuera de estas modalidades, ya sin exoneraciones, hay otras 114.791 personas que siguen en ERTE de fuerza mayor o ERTE por causas organizativas o de producción.