Plaza de toros de Valencia. Foto: visitvalencia.com

Nautalia, que se encarga de la Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid, también gestionará la Plaza de Toros de Valencia durante los próximos siete años (cuatro más tres de prórroga si hay acuerdo entre las partes).

La agencia de viajes ha sido la ganadora del concurso convocado por la Diputación de Valencia para regir los destinos del coso valenciano, según señala El País.

La empresa dirigida por Rafael García Garrido, que se enfrentaba a otras tres empresas, ha ofrecido 452.000 euros más IVA como canon de arrendamiento, muy por encima de los 150.000 euros que como mínimo exigía el pliego de condiciones.

Al concurso, además de la firma de Garrido, han presentado ofertas Funtausa, que ofrecía 353.354 euros; Toreo, Arte y Cutura, con un montante de 265.000 euros; y Tauroemoción, cuya oferta económica era de 312.000 euros.

Edificio histórico

La Plaza de Toros de Valencia es un edificio neoclásico, obra del arquitecto Sebastián Monleón Estellés, que se levantó entre 1850 y 1860 sobre los solares de una plaza anterior que no llegó a concluirse y cuyas principales corridas tienen lugar durante las Fallas y la Feria de Julio.

Con una altura de 17,65 metros y un diámetro en el ruedo de 52 metros, en su interior se encuentra un tendido de 24 gradas y sobre él, descansan dos galerías apoyadas sobre pilares de fundición.

Exteriormente, cuenta con cuatro plantas porticadas, con arcos de ladrillo, carpaneles en planta baja, de medio punto en las restantes y balaustradas de piedra.