Micrófono en diadema, Marta González Novo se ha sentado para averiguar, preguntando a Javier López Calvet, CFO y director de e-commerce de Carrefour España, cómo esta transformación digital ha afectado al gigante supermercado.

“Somos una empresa que lleva en España más de 40 años, omnicanal y estamos a punto de abrir 200 hipermercados, 150 supermercados más los pequeños. La semana que viene abriremos una tienda en Ceuta, cubriremos el 100% del territorio”, asegura López Calvet. Sobre ser omnicanal, habla de satisfacer las necesidades del cliente. “A veces el cliente quiere comprar online, a veces le gusta ir a la tienda y comprar productos frescos, o algo urgente y fácil en un Carrefour Express… Se trata de estar donde el cliente nos necesita”.

Sobre el teléfono móvil y la competencia que hay, tiene clara que su estrategia no va a cambiar. “Hay empresas tecnológicas que hacen e-commerce y otras de retail que están desarrollando la tecnología para serlo. Para adaptarnos hemos tenido que incorporar gente de fuera con nuevos perfiles, con habilidades que no tenían nuestros empleados antes. Hay que transformar la empresa para ser más ágiles sin renunciar a nuestros genes, que es la tienda física”.

La periodista también ha mencionado el tema ecológico, cada vez más importante y una preocupación creciente entre los ciudadanos. “Lo ecológico y lo bio no es una tendencia, no es una moda, ha llegado para quedarse. España no está a la cabeza, aquí ni el 2% de la cosmética que se consume es ecológica mientras en Alemania cubre el 18%”. En el mundo digital, ahora incluso la información se abre a la web y se comprueba. “Hay clientes que buscan la etiqueta de los productos online, hay que ponerla, algo que ya no se leía ahora se vuelve a leer”.

En lo relativo a la entrega de mercancía por drones, ya no se atreve a decir el famoso Yo nunca. “Dije que nunca leería un libro electrónico y lo hago, dije que nunca compraría ropa online y lo hago. Por ahora no lo veo, pero no puedo decir que no lo haremos”.

López Calvet reconoce que llegaron tarde a la digitalización, pues empezaron en 2014, pero dicen que se dieron prisa. “Tenemos 7 millones de tarjetas de fidelización, y todos esos datos de comportamiento los tenemos digitalizados, podemos establecer así un diálogo que interese a los dos”.

Y no renuncia a la permanencia de las tiendas físicas. “Estamos viendo como estos negocios online están comprando tiendas físicas para vender así. En España sólo el 1% de las compras de alimentación se hacen online, y el mayor porcentaje se encuentra en Inglaterra con un 7%. Como mucho subirá unos puntos. La gente lo que hará es mirar en la web e ir en la tienda o al revés, pero habrá un punto de encuentro, eso que llamamos la omnicanalidad”.