Normalmente, los oradores suelen sentirse como si se apresuraran a través del material del que tienen que hablar y no se conectaran con su público. Por ello, atiende a los siguientes tips que no pasarán desapercibidos para tu siguiente presentación en público.

Obtenga retroalimentación honesta

Anne Dickerson, propietaria de la empresa de formación de medios de comunicación 15 Minutes Productions, con sede en Washington DC, recomienda practicar frente a tu teléfono inteligente. Puedes grabar tu presentación y luego reproducirla, lo que es más útil que practicar delante de un espejo.

Toma una encuesta informal

“Antes de comenzar tu presentación, te presentas a tres personas en la sala”, dice Dotter. Esto no solo te hará estar a gusto mientras estás hablando, sino que si tomas un momento para preguntarles qué esperan obtener de tu presentación, puedes utilizar sus comentarios para dar forma a la discusión.

Presta atención a cómo suena la voz

“Cuando estamos nerviosos o emocionados, nuestras voces tienden a ser chirriantes”, dice Dickerson. Haz que tu voz sea más grande manteniéndose en el extremo más bajo de tu tono y ten cuidado de no salir al final de una frase porque puede sonar como si estuvieras haciendo una pregunta o vacilante ante una declaración.

Pon sólo unas pocas palabras en cada diapositiva

Ten cuidado de no poner cada pensamiento e idea en tu cubierta de PowerPoint. Cuando llenamos todos los hechos en nuestra plataforma de diapositivas, es difícil que la gente nos escuche hablar porque su reacción natural es leer la diapositiva. No hay razón para aparecer delante de una audiencia si vas a escribir.

Parecer confidente durante las preguntas y respuestas

“Las mujeres a menudo miran hacia arriba o hacia abajo mientras están reuniendo sus pensamientos después de que alguien en la audiencia haga una pregunta”, dice Dickerson. Cada vez que miras lejos, parece que no sabes de lo que hablas. Si es incómodo mirar a la audiencia mientras que formula su respuesta, Dickerson sugiere mirar tus notas.

Mantener a la audiencia en el buen camino

Cuando alguien intenta secuestrar la habitación con una pregunta no relacionada después de tu presentación, redirígelos diciendo, “eso es interesante” o “qué gran punto. Voy a añadirlo a la lista, pero vamos a permanecer en nuestra agenda. Dotter admite que no es una tarea fácil. Por eso es importante practicar esta habilidad.