El Gobierno ha aprobado la bajada del IVA de la luz del 21% al 10% hasta finales de este año y la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica durante tres meses.

El Consejo de Ministros se ha reunido con carácter extraordinario este jueves para aprobar un Real Decreto-Ley «por urgencia» cuyo fin es reducir los impuestos que se aplican al suministro de energía eléctrica.

Con esta medida, según recoge Europa Press, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado en rueda de prensa que se busca contener el impacto en el recibo de la tensión alcista en el mercado mayorista de la electricidad, con el fin de «atender de forma urgente y aliviar la situación de las familias y del tejido productivo«.

La factura de la luz, entre un 5 y un 10% más barata

Dicha reducción de la fiscalidad de la electricidad permitirá abaratar un 10% la factura de la luz de los consumidores, con lo que se registrarán unos ahorros totales de 1.257 millones de euros, según estima Montero.

En concreto, se aplicará una bajada al 10% hasta fin de año para todos los consumidores con potencia contratada hasta 10 kilovatios (kW), siempre que el precio medio mensual del mercado mayorista de la electricidad esté por encima de los 45 euros por megavatio hora (MWh).

Asimismo, se aplicará un IVA del 10% a todos los consumidores vulnerables severos –unos 612.000 hogares perceptores del bono social– hasta fin de año con independencia de su potencia contratada y del precio del mercado.

Por otro lado, supondrá una rebaja en la factura de la industria de en torno a un 5-6%, estima Montero, que añadió que se complementará con 100 millones adicionales de ayuda para el sector electrointensivo.

Así, el ahorro de estas medidas para el conjunto del tejido empresarial ascenderá a unos 400 millones de euros, indicó la ministra de Hacienda, que subrayó que en este caso no afectará al déficit público.

La portavoz del Gobierno subrayó que estas medidas extraordinarias buscan «atajar» el actual problema de los precios de la electricidad y «contribuir a que la recuperación económica se pueda consolidar«.

En lo que se refiere a la suspensión del 7% del impuesto sobre el valor de producción de energía eléctrica, que ya en 2018 se decidió su suspensión temporal durante seis meses para contener otra ola alcista en el precio de la luz, tendrá vigencia durante el tercer trimestre de este año.

Hungría, el país que más IVA aplica a la electricidad

El tipo impositivo que Hungría tiene fijado a la electricidad es del 27%, lo que le sitúa como el país europeo que más porcentaje de IVA aplica, seguido de Dinamarca, Croacia y Suecia, donde está fijado en el 25%.

España, cuyo IVA ascendía al 21% hasta este jueves, aplicaba el mismo porcentaje que Bélgica, República Checa, Letonia, Lituania y Países Bajos.

Con la decisión del Gobierno, los consumidores españoles pasarán a pagar un 10% de IVA, porcentaje igual al de Italia y superior al de Luxemburgo (8%), Grecia (6%), Portugal (6%) y Malta (5%).