Es muy importante desarrollar y mantener una base de clientes leales. Después de todo, cuesta cinco veces más adquirir un nuevo cliente de lo necesario para retener a un cliente actual. De hecho, la retención de clientes puede mejorar tu línea de fondo. Sin embargo, tristemente, las empresas se concentran en la adquisición de clientes más que en la retención de estos.

Entonces, ¿cómo una empresa mejora la tasa de retención de clientes y convierte a los principiantes en clientes habituales?

1. Cuida tu reputación

“A los clientes les gusta comprar en empresas que gozan de buena reputación”, dice Simon Wadsworth, socio gerente de Igniyte, una agencia de gestión de reputación online. Además, añade: “Las empresas necesitan tomar medidas para mantener su reputación. Sin embargo, no es una cosa fácil de hacer en el ambiente de hoy en día”.

Según una encuesta, el 93% de los clientes están de acuerdo en que la reputación de una empresa es bastante importante para ellos.

2. Hacer que los clientes se sientan como la realeza

Es un viejo refrán, pero todavía es cierto. La mayoría de la gente encuentra las compras online aburridas. No hay contacto directo y ni siquiera se te permite inspeccionar físicamente lo que está comprando. Las empresas necesitan superar esta barrera mejorando la experiencia general del cliente.

Hay muchas maneras de conectarse con tus clientes y hacerles sentir especial. Puede agradecer a tus clientes enviándoles un correo electrónico cuando hacen una compra o escribiéndoles preguntando sobre el producto y su experiencia. Esto te asegurará permanecer en la mente del cliente y que piensen en ti la próxima vez.

3. Saber por qué vinieron

Tienes que entender lo que motiva a un cliente para elegir tu negocio. Puede ser cualquier cosa, desde precios descontados a un excelente servicio al cliente. Lo que está causando que los clientes compren tu marca tienes que tenerlo enfocado.

Independientemente de cómo llegaron a tu puerta, es necesario averiguar por qué para poder incitar a que otros lo hagan.

4. No pierdas la pista de tus clientes

Mantén el contacto con el cliente y sigue su comportamiento. Esta información también se puede obtener a través de cookies y análisis. También puedes utilizar el software de mapa de calor para entender mejor a tus clientes. Estas herramientas te dirá en lo que tus clientes están interesados ​​y te permite planificar tu estrategia de marketing en consecuencia.

Por ejemplo, si tu cliente hace una compra en la primera semana de cada mes, asegúrese de enviar correos electrónicos promocionales en este momento para que tengan en sus mentes.

5. Dales algo para que vuelvan

Planifica cada venta con inteligencia. Puedes ofrecer a los clientes descuentos especiales en su segunda compra para motivarlos a volver. Además, envía correos electrónicos relevantes para aumentar las posibilidades de retener clientes.

6. No te duermas en los laureles

Incluso la mayor de las empresas puede perder compradores si no cambian con el tiempo. Un buen ejemplo sería Nokia que perdió su posición numero uno debido a su falta de evolución.

Los clientes se aburren de ver lo mismo. Quieren algo nuevo para mantenerlos interesados. Es tu responsabilidad mantenerte al día con los últimos cambios tecnológicos y adaptarlos. Esta es la era de los teléfonos móviles y la mayoría de los clientes prefieren comprar a través de teléfonos móviles que mediante ordenadores. Las empresas necesitan tener sitios móviles adaptados con aplicaciones para todas las plataformas que ayuden a retener clientes.