Aquí está tu oportunidad de aumentar tu poder disminuyendo el uso de estos siete tipos de palabras.

1. “Sólo” (palabras protectoras)

La palabra “sólo” disminuye el contenido que sigue a esta palabra. Es una palabra “protectora”, una palabra que suaviza lo que quieres lograr. Esto puede crearte la figura de agresivo pasivo, que puede crear resentimiento y disminuir tu autoridad.

2. “Muy”, “Absolutamente” y “Totalmente” (palabras dramáticas)

Palabras como “muy”, “absolutamente” o “totalmente” no agregan valor al sustantivo que desea describir o resaltar. No necesitas decir, “estoy muy emocionado”, diciendo “estoy emocionado” consigues mejor efecto. Los adverbios y adjetivos superfluos pueden añadir drama innecesario. Cuando usas menos palabras, cada palabra se vuelve más poderosa y puede ser mejor apreciada por otros.

3. “Pienso” (palabras del protector)

No necesitas autoafirmar tus ideas. Transmites al mundo que puedes estar equivocado, pero que está bien porque es sólo lo que piensas. Es una manera de protegerse contra el ataque, si alguien tiene una opinión diferente. Compartiendo tu opinión sin vacilación, incluso si otros no están de acuerdo, puede ayudarte a obtener respeto.

4. “Voy a intentar” y “No te preocupes por ello” (Palabras de habilidad)

Decir que intentarás hacer algo sugiere que no estás seguro de tus habilidades. Lo último que quieres que tu jefe piense es que careces de confianza en ti mismo o incluso en tu capacidad de intentarlo. Los líderes empoderan a otros, no los despojan de su poder.

5. “Lo siento” (palabras de disculpa)

Cuanto más te disculpes, menos poderosa se vuelve tu disculpa. Utiliza “lo siento” con moderación. Solo úsalo para instancias causadas directamente por ti y no por instancias fuera de tu control.

6. “Como”, “Lo que sea”, “Etcetera” y “… y así sucesivamente” (palabras de relleno)

Manten los “gustos” y frases similares a un mínimo. Estas son palabras comunes de relleno. La gente las usa cuando están tratando de pensar en lo que quieren decir a continuación. Diluye la potencia de las palabras que usas.

7. “En realidad” y “Obviamente” (palabras superiores)

Estas palabras sugieren que la otra persona no entiende el asunto o la circunstancia o no entiende algo. Hacer suposiciones acerca de los niveles de comprensión de otras personas muestra tu falta de comprensión y puede molestar o frustrar a los demás y hacer que la gente te falte el respeto.