Estrella Damm, Mahou y San Miguel son las marcas españolas de cervezas más valiosas del mundo. Las tres han logrado resistir al coronavirus, ya que han elevado su valor de marca durante la crisis sanitaria, según datos del informe Beers 50 2021, realizado por la consultora Brand Finance, recogidos por Europa Press.

A pesar de los cierres y fuertes restricciones que está sufriendo la hostelería en el mercado nacional a causa de la pandemia, Estrella Damm, la cerveza líder de España en cuanto a valor de marca, ha aumentado un 23,4%, subiendo hasta 11 puestos en la clasificación para situarse en el puesto 24, lo que la coloca entre las 25 marcas de cervezas más valiosas del mundo.

Por su parte, Mahou, la segunda marca de cerveza más valiosa de España, ha ascendido siete plazas en la clasificación mundial tras elevar un 3,8% su valor de marca, mientras que San Miguel se estrena en el ranking, cerrando el podio nacional tras incrementar su valor de marca un 14,9% en este contexto, ganando nueve plazas para situarse en el puesto 44.

La directora gerente de Brand Finance España, Teresa de Lemus, ha explicado que las cerveceras españolas «seguirán avanzando en palancas críticas de desarrollo en el contexto actual de pandemia potenciando su rol como motor de transformación social».

«La recuperación será paulatina y llevará tiempo, pero esta crisis también brinda a las marcas la oportunidad de reinventarse. La tradición cultural española y las ganas de volver a reunirnos con una cerveza en la mano ayudarán a la pronta recuperación», ha señalado De Lemus.

Corona, Heineken y Budweiser, las primeras a nivel mundial

Corona, Heineken y Budweiser son las marcas que lideran el ranking a nivel mundial, repitiendo el podio del pasado año, a pesar de haber registrado descensos en su valor de marca por la crisis sanitaria.

Así, la cerveza mexicana, que lidera esta clasificación, ha registrado un descenso de marca del 38,5%, mientras que la valoración de Heineken cae un 31% y la norteamericana Budweiser un -36,6%.

La pandemia ha provocado que el valor total de las 50 marcas de cerveza más valiosas del mundo haya disminuido 16.126 millones de euros en 2021, pasando de los 84.400 millones en 2020 a 68.300 millones en 2021.