Para captar la atención de una empresa hacia tu currículum es fundamental que sea breve y conciso, una extensión de una o dos hojas es el máximo recomendado para sintetizar tu trayectoria profesional. Además, es importante que encabeces tu CV con un resumen de presentación que explique por qué buscas ese puesto. Esta información puede ser prescindible si la empresa en cuestión solicita aparte una carta de presentación, pero no cometas el error de enviar una genérica a cualquier empleador; tómate el tiempo necesario para investigar sobre cada compañía y adecuar tu carta a sus exigencias, si te interesas en conocerles más probablemente ellos hagan lo mismo.

Lograr que tu currículum contenga todo lo importante sin extenderte demasiado es más sencillo si cuantificas tus logros con números o porcentajes, y también si enumeras habilidades y experiencias en lugar de redactarlas en bloque, lo cual hará más fácil a quien lo lea identificar tu trayectoria. Es esencial que el CV refleje el idioma o las habilidades que la empresa solicita para el puesto, así que no olvides colocar esos términos en un lugar privilegiado que salte a la vista del entrevistador.

Por otro lado, y puesto que todos los gerentes de recursos humanos te investigarán antes de decidir si concederte una entrevista personal, evita el auto-sabotaje y limpia tus perfiles online sociales y profesionales de todo aquello que pueda considerarse inapropiado o cuestionable. No minimices la importancia de un vídeo o una foto “cómica” que pueda hacerte quedar en mala posición respecto a la empresa, y en cambio, procura que en las páginas profesionales tu actitud sea interesada y participativa en el sector que te interese y que tus páginas personales te reflejen como una persona activa, sociable y con hobbies.

Es recomendable también que intensifiques y asumas las tareas que reflejan el trabajo que deseas hacer: juega el rol del trabajo que quieres obtener, participando en grupos o asociaciones relacionadas, compartiendo publicaciones que reflejen que estás involucrado en el negocio y un espíritu autodidacta.

Estas manifestaciones junto con la participación en grupos profesionales te permitirán establecer una red de contactos con gente que esté ya en el sector. Pregúntales cómo es su día a día y aprende sobre los requisitos de su trabajo, para así poder crear un plan a unos cinco años vista con los pasos para alcanzar el trabajo de tus sueños.