España es uno de los países en los que más ha avanzado la igualdad entre mujeres y hombres en las últimas décadas. El avance ha sido tanto legislativo, como social, laboral o cultural. Es cierto que, si hablamos del ámbito laboral, las tasas de actividad y ocupación femeninas todavía son inferiores a las masculinas, aunque la diferencia disminuye progresivamente, y que el mercado de trabajo aún presenta una importante segregación horizontal y vertical por sexos, que hay que transformar.

Las políticas públicas son un factor de corrección imprescindible para que la igualdad sea real. Entre ellas hay que destacar las iniciativas para fomentar los planes de igualdad en las empresas, que favorecen medidas de conciliación, promoción profesional de las mujeres o reducción de la brecha salarial de género, tres de las principales causas de la persistencia de la desigualdad. En este sentido, el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades realiza anualmente una convocatoria de ayudas para empresas de menos de 250 personas trabajadoras –que no están obligadas por ley a desarrollarlos–, para llegar a incentivar su aplicación. Entre 2011 y 2015 se han invertido casi 4 millones de euros, beneficiando a un total de 657 empresas, de una media anual de 370 solicitantes.

La concesión de los Distintivos de Igualdad en la Empresa es otro indicador de que la igualdad entre mujeres y hombres empieza a ser un criterio de peso tanto desde el punto de vista de la responsabilidad social corporativa, como de la innovación y la competitividad económica. En la actualidad son 127 las organizaciones que cuentan con él, de las que el 98 % son grandes empresas.

El organismo cuenta con una página web, igualdadenlaempresa.es, a través de la que se ofrece asesoramiento gratuito en materia de igualdad de oportunidades en el empleo entre mujeres y hombres. Este servicio, puesto en marcha en marzo de 2013, ha recibido hasta la fecha más de 644.000 visitas, se han resuelto 1.924 consultas y tiene inscritas hasta 175 empresas.

En cuanto a la brecha salarial, las mujeres todavía ganan de media un 13 % menos que los hombres por hora trabajada. Para favorecer la necesaria y justa equiparación de salarios hemos puesto a disposición de las empresas una herramienta de autodiagnóstico que, desde febrero de 2015, ha tenido casi 4.200 descargas. Igualmente ofrecemos un sistema de valoración de puestos de trabajo con perspectiva de género, con más de 850 descargas en diez meses.

La promoción profesional y el emprendimiento de las mujeres son otros de los campos en los que hay avances evidentes, aunque insuficientes: Por ejemplo, entre 2012 y 2016 el porcentaje de mujeres en los Consejos de Administración del Ibex ha pasado del 13% al 20%. El programa ‘Promociona’ y el proyecto ‘Más mujeres, mejores empresas’, promovidos por el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, están dirigidos a impulsar el acceso de las mujeres a los puestos directivos. En el primero han participado en total 300 profesionales de 200 compañías; de las dos primeras ediciones ya han promocionado el 30 %. En el segundo, en dos años se han comprometido 86 empresas, y según el primer informe sobre las 31 primeras inscritas, el 90% ha alcanzado los objetivos previstos.

Con respecto al emprendimiento femenino, la tasa ha pasado del 4% en 2012 al 5,4% en 2015; además, en los últimos cuatro años más de 620.000 mujeres han iniciado una actividad por cuenta propia, es decir, dos de cada tres nuevas personas emprendedoras. Por otro lado, el número de afiliadas al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) supera el 35%. El programa PAEM, de apoyo y asesoramiento al emprendimiento femenino, ha contribuido a allanar las barreras que las emprendedoras encuentran para hacer realidad sus proyectos empresariales: entre enero de 2012 y marzo de 2016 han sido asesoradas casi 67.000 mujeres y se han puesto en marcha 10.360 empresas, que han creado más de 1.000 empleos directos.
Todos estos datos avalan que las empresas españolas están comprendiendo que la igualdad entre mujeres y hombres es un activo imprescindible para sus organizaciones y una necesidad para mantener o implementar su actividad y cuota de mercado.

Rosa Urbón Izquierdo es Directora del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades.