Foto: Mikel García-Prieto por Jacobo Medrano

Sostenibilidad, responsabilidad social… ¿Cuáles son los grandes retos de un banco ético como Triodos? ¿Qué objetivos se plantea?
Como banco, nos vemos afectados por las tendencias que marcan el sector: la transformación digital, la creciente demanda regulatoria y los bajos tipos de interés que condicionan la rentabilidad del negocio e incrementan la competencia. La sociedad vive hoy una polaridad entre el miedo y la responsabilidad. Nuestro reto es aportar desde la vía de la responsabilidad a través de tres ejes: culturizar la economía reflexionando sobre el modelo económico que queremos, consolidar una comunidad de valores en torno al impacto positivo del dinero y desarrollar productos y servicios con valor añadido como la app de Consumo Responsable Triodos o el crowdfunding para huertos educativos.

¿Cómo ha ido creciendo Triodos desde su llegada a España? ¿Somos un país solidario? ¿Con qué volumen de clientes cuenta?
A pesar de estar operativos en España desde hace algo más de una década, hemos protagonizado un crecimiento importante. No solo en cuanto a cifras, con crecimientos superiores al 15% cada año, sino especialmente en el reconocimiento social de que es posible hacer banca de otra manera, logrando que más de 215.000 personas confíen su dinero en nosotros; un dinero que nos ha permitido dar crédito a miles de iniciativas sociales, culturales y medioambientales. Precisamente porque España es un país solidario. La forma de hacer banca de Triodos Bank es diferente ya que nos ven como parte de la solución a los grandes desafíos a que nos enfrentamos hoy como sociedad, tales como el cambio climático o la desigualdad social.

¿Está preparado el sistema financiero español para hacer hueco a la banca ética?
Bueno, yo creo que el hueco ya está hecho. Cada mes damos la bienvenida a 2.500 personas que deciden hacerse usuarios. Nuestros clientes ya son un 0,5% de la población del país, lo que representa un impulso, un deseo de la sociedad española de que en banca se hagan las cosas de forma diferente.

En 2015 dimos financiación a un 30% más de iniciativas con impacto social que en el año anterior, lo que refleja nuestro esfuerzo por estar más cerca de la pequeña y de la mediana empresa, fundamentalmente en los sectores de la agricultura ecológica, la construcción sostenible, el cuidado de las personas mayores, el sector audiovisual y las hipotecas sostenibles. El número de clientes durante el último ejercicio creció un 15% y los fondos confiados aumentaron un 17%. En total, el crecimiento de balance de la entidad en España fue del 17%, con un beneficio neto de 3 millones de euros, un 26% superior al de 2014.

A nivel de servicios financieros, ¿qué distingue a Triodos Bank de otros bancos con productos similares?
La principal diferencia reside en el modelo de negocio: poner el dinero al servicio de las personas. Ofrecemos los principales productos y servicios bancarios para particulares y empresas: desde cuentas corrientes y de ahorro a productos más especializados para la financiación y operativa de empresas y organizaciones de los sectores social, cultural y medioambiental. Algunos de nuestros productos incorporan un valor diferencial mayor, como es el caso de la Hipoteca Triodos, la primera del mercado que vincula el interés a la certificación energética de la vivienda; o el TPV Triodos, el único que utiliza papel ecológico FSC.

¿Qué debe cambiar en la mentalidad del usuario para acoger conceptos tan claves hoy día como microcrédito, negocio e inversión sostenibles…?
Más que un cambio de mentalidad, se necesita un despertar de la conciencia, la creatividad, la iniciativa y el coraje para encontrar maneras de poder tomar decisiones responsables en nuestro día a día. Tenemos la posibilidad de alimentarnos de forma ecológica, conducir un coche híbrido o contratar energía verde en nuestra casa. También, a la hora de elegir un banco puedo hacerlo pensando en qué uso quiero que se haga con mi dinero. Muchos ya sabemos que estas opciones existen y son necesarias, ¿por qué no se adoptan entonces? Esta es la pregunta que cada uno debemos respondernos.

En un mundo dominado por las nuevas tecnologías, ¿cómo es la apuesta por la innovación que se plantea?
Llevamos trabajando unos meses en la transición hacia la Banca Internet de Triodos a la que se ha sumado la Banca Móvil, que plantea a los usuarios una mejora sustancial en la gestión diaria de su dinero, más accesible y sencilla, poniendo la tecnología al servicio de las personas. No obstante, nuestra visión de la innovación va más allá de lo tecnológico y tiene que ver con una manera de entender la banca que esté conectada con la satisfacción de necesidades reales y con la transformación social. Innovar para nosotros consiste en crear nuevas maneras de hacer circular el dinero para que cada vez haya más iniciativas socialmente necesarias que pueden ser financiadas. La tecnología permite que esto ocurra de forma más efectiva.