Junto a su marido Bill Gates, Melinda ayuda a manejar la Fundación Bill y Melinda Gates, que ha destinado casi 37.000 millones de dólares en becas desde su creación en 2000. Pero ahora Gates, quiere volver a sus raíces. Tal y como reveló a Backchannel, aunque estos últimos 16 años de su vida haya estado centrada en la filantropía, quiere más cambios en Estados Unidos.

“Todas las empresas necesitan la tecnología, y sin embargo, todavía estamos pocas mujeres graduadas en este sector. Eso no es bueno para la sociedad. Tenemos que cambiarlo”, aseguró a la publicación. La nueva iniciativa será independiente a la fundación, con un enfoque más específico.

Actualmente, Gates dice que no tiene una cantidad de dinero específica en mente para el proyecto, necesita más información. “Estoy en modo de aprendizaje”, declaró.

Un aspecto clave será la educación. Cuando Gates se graduó y entró en la industria de la tecnología en 1987, las mujeres representaban aproximadamente un tercio de los graduados en informática. Hoy en día, menos del 20% de estos grados van dirigidos a las mujeres.

Pero la educación será sólo el primer paso. Gates dice que se necesitan programas para mantener a las mujeres en el lugar de trabajo. Un reciente informe de Glassdoor realizado a 534.000 empleados reveló que la brecha salarial de género entre los programadores informáticos era la más alta.

“Estas desigualdades ocultas, estos sesgos entre los hombres y las mujeres tienen que salir a la luz”, recuerda Gates. “Si nos fijamos en la raíz de estas desigualdades y las hacemos transparentes, avanzaremos como sociedad”.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=8576]