Siete millonarios asombrosos que triunfaron después de los 30

La leyenda cuenta que una vez Paul Graham, el fundador de la mayor incubadora del mundo, decidió invertir una vez en alguien solamente porque se parecía a Mark Zuckerberg. Sin embargo, ser veinteañero no es un requisito previo para crear una compañía exitosa. ¿No me crees? En esta fotogalería te contamos siete ejemplos de emprendedores asombrosos que a los treinta años no podían siquiera imaginar que llegarían a ser multimillonarios creando algunas de las empresas más rompedoras del planeta.

Siete millonarios asombrosos que triunfaron después de los 30

1. Jack Dorsey – cofundó Twitter a los 30 años
Aunque hoy parezca un sofisticado empresario, se cuenta que a los veintitantos Jack Dorsey era un punk que se movía en monopatín. Su primera compañía, que fundó cuando aún era estudiante de la New York University, fue un programa de envío de taxis. Después de eso acudió a Ev Williams con la idea de crear un servicio de mensajería instantánea. A Williams le encantó el concepto y se unió a Dorsey, Biz Stone y Noah Glass. Acababa de cumplir treinta años.

Siete millonarios asombrosos que triunfaron después de los 30

2. Tim Westergren – cofundó Pandora a los 35 años
Antes de fundar Pandora, Westergren era un músico fracasado, compositor a tiempo parcial, cuidador de niños y hippy. Pandora era su primer proyecto empresarial, y no empezó a funcionar como canal de radio online hasta que él tenía treinta y cinco años; en realidad comenzó como compañía de hardware que permitía a los comercios poner música. La compañía rozó la bancarrota en sus dos primeros años de vida, por lo que Westergern tuvo que convencer a sus cincuenta empleados para trabajar gratis todo ese tiempo.

Siete millonarios asombrosos que triunfaron después de los 30

3. Jan Koum – cofundó WhatsApp a los 33 años
Koum incoporated WhatsApp en su 33 cumpleaños. Antes de eso había dejado la carrera en la San Jose State College. Después de eso comenzó a trabajar en Yahoo, donde conoció a Brian Acton, el que años más tarde se convertiría en su cofundador. Después de nueve años trabajando en la compañía trató de que le aceptaran en Facebook, pero le rechazaron.

Siete millonarios asombrosos que triunfaron después de los 30

4. Jack Ma – fundó Alibaba con 35 años
Quien hoy cuenta con una fortuna de 23.300 millones de dólares, a los treinta años se consideraba un fracasado. En una entrevista el señor Ma reveló que suspendió tres veces el examen de acceso a la universidad, y después fue rechazado de unos treinta trabajos. A los treinta y uno fundó su primera compañía en Internet, llamada “China Yellow Pages”, que en sus tres primeros años de vida facturó unos 800.000 dólares. A los treinta y cinco fundó Alibaba, que no tuvo un céntimo de beneficios durante los tres primeros años. El resto ya es historia.

Siete millonarios asombrosos que triunfaron después de los 30

5. Ben Horowitz – cofundó LoudCloud a los 33 años
Ben se graduó en la UCLA en 1988, y después de saltar de trabajo en trabajo durante siete años, a sus veintinueve se unió a Netscape como primer Jefe de Producto. La compañía fue vendida en 1999, y Horowitz se unió a Marc Andreessen (su fundador) para lanzar LoudCloud. Ben tenía treinta y tres años. Los primeros años de vida de la empresa estuvieron marcados por la cercanía a la bancarrota. Cuando Ben Horowitz tenía cuarenta y un años LoudCloud fue comprada por 1.600 millones de dólares.

Siete millonarios asombrosos que triunfaron después de los 30

6. Sam Walton – WalMart, 44 años
En 1945, antes de crear WalMart, Sam Walton pidió un préstamos de 20.000 dólares (lo que hoy serían 250.000) a su padrastro y compró un establecimiento de la franquicia Ben Franklin, una tienda de variedades. Tres años más tarde Walton compró otra tienda Ben Franklin. En 1945, cuando Walton tenía cuarenta y cuatro y varios años difíciles como empresario a las espaldas, abrió el primer WalMart.

Siete millonarios asombrosos que triunfaron después de los 30

7. Peter Thiel – PayPal, 30 años
Antes de fundar PayPal Peter Thiel era solo un abogado que odiaba su trabajo. Después de graduarse en Derecho en Standford en 1992 comenzó a ejercer en un despacho de abogados en Manhattan que, en sus propios palabras, “era el típico sitio en el que todos los de fuera quieren trabajar, pero que todos los de dentro quieren dejar”. Lo dejó siete meses después y fue contratado en Credit Suisse, donde duró otros tres años. Después, fundó Paypal, compañía que fue adquirida por eBay cuatro años después por 1.500 millones de dólares. Muy bien jugado.

[td_smart_list_end]